Kuzma se ve capaz de ser la tercera estrella de los Lakers

Tras el traspaso que acabó con en Los Ángeles, se convirtió en la última pieza joven restante del proyecto. Si la llegada de LeBron en 2018 reducía notablemente los plazos para madurar y crecer, este nuevo movimiento exige una inmediatez absoluta en la búsqueda del anillo, pero esto no parece intimidar ni meter presión al alero. Es más, en unas declaraciones para ESPN durante el training camp de la selección de Estados Unidos, ha asegurado que se ve capacitado para ser parte importante del conjunto angelino.

“No me siento presionado, y creo que puedo ser la tercera estrella del equipo. He trabajado muchísimo, y creo que mi progreso demuestra que puedo alcanzar ese rol. He ido creciendo cada año desde la universidad, y no creo que eso vaya a cambiar ahora. El año pasado no estuve acertado en el tiro y aún así promedié casi 20 puntos por partido (en concreto, 18,7), así que si este año corrijo esto y sigo mejorando defensivamente no veo por qué no puedo llegar a ese nivel”.

Kuzma habló también de cómo cree que afectará a su juego convivir en la pista con dos superestrellas de tanto calibre.El alero considera que esto no solo no le hará perder protagonismo, sino que puede beneficiarle: “Nunca he sido un jugador que domine a través del juego con balón. Siempre he jugado sin balón, y ahora será más fácil hacerlo y encontrar tiros abiertos. Debo confiar en el trabajo que he hecho durante el verano, y cuando llegue la hora tengo que respirar, concentrarme, y anotar esos tiros que seguro que voy a encontrar”.

Sobre Lonzo, Ingram y Hart

A continuación se le preguntó por la salida de , y , que tuvieron que poner rumbo a Nueva Orleans para que Davis pudiese vestir de oro y púrpura: “Estaban emocionados. Nunca dijeron esto explícitamente, pero evidentemente jugar en Los Ángeles supone mucha presión y ahora podrán por fin ser ellos mismos. En los podrán convertirse en las superestrellas que todos esperaban que fuesen”.

“La franquicia nos confesó que no quería traspasar a ninguno de nosotros” continuó. “Éramos un grupo joven con mucho potencial, y siempre que tienes un núcleo así nunca quieres romperlo, pero si surge la opción de hacerte con un talento generacional hay que renunciar a otras cosas”

“Creo que crecimos bastante en los dos años que estuvimos juntos. Mucha gente no pudo ver esto por las lesiones, pero cuando coincidimos en la cancha logramos cosas interesantes” dijo a modo de reflexión final.

(Fotografía de portada: Sean M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


El ex NBA James Young jugará en el Maccabi Haifa

Siguiente