Kyle Lowry ignoró las llamadas de Toronto durante el verano

A no le gustó nada el traspaso de DeMar DeRozan, o al menos que no le informaran sobre ello. Siendo desde hace años pieza esencial de los , el base ha compartido la mejor época de la franquicia canadiense con DeRozan. Quizás por ello, una vez cerrado el acuerdo de la salida de su amigo, prefirió mantenerse en silencio cuando los medios quisieron conocer su opinión.

Lo cierto es que mantenerse al margen es una elección respetable, ya que como él mismo ha explicado recientemente, no suele atender a nadie de la prensa cuando se acaba la temporada. La cuestión es que esa actitud se extendió cuando fue la propia franquicia de Toronto la que quiso ponerse en contacto con él.

Según un informe de TSN, el point guard de los canadienses pasó el verano esquivando las llamadas de sus jefes. Ya no hablamos de un intento de conversación aislado, sino de ignorar todo tipo de llamas y mensajes, incluyendo los del presidente Masai Ujiri y el nuevo entrenador Nick Nurse, quien admite que no habla con Lowry desde junio.

Puede ser que Lowry no esté contento con algunas situaciones que se han dado últimamente, pero ya ha pasado un tiempo prudencial como para que el movimiento de DeRozan quede atrás. Si en unos meses las victorias se acumulan con Kawhi Leonard como compañero, todo debe quedar en una anécdota.