Kyle Lowry podría perderse lo que queda de temporada. Earl Boykins ficha por 10 días


La infección bacteriana en el estómago que ha dejado fuera de combate a Kyle Lowry durante las dos últimas semanas, obligándole a perderse nueve partidos de sus Rockets, sigue sin permitirle volver a las canchas. Con la temporada regular cerca de finalizar, ni siquiera es descartable que el base de Houston acabe perdiéndose lo que queda de campaña.

Lowry volvió a participar brevemente en una sesión de tiro de los Rockets, aún muy lejos de su mejor forma. El jugador ha sido sometido a una intenso tratamiento a base de antibióticos para curar una infección que, según el propio Lowry confesó al Houston Chronicle, “llego a dar mucho miedo por un tiempo”.

[ Relacionado: Kyle Lowry, baja por una infección bacteriana ]

“Llegué a estar con 40 de fiebre. No es una buena sensación. Da mucho miedo, pero es algo de lo que aprendes”, continuó Lowry, quien incluso afirmó que “si hubiera esperado un poco más, podría haber estado en peligro”.

Con Lowry de baja aún por unas cuantas semanas, poniendo en duda incluso su vuelta a las canchas antes de final de temporada, los Rockets han movido ficha haciéndose con los servicios del veterano Earl Boykins. Según Marc J. Spears, de Yahoo! Sports, Houston y el base han llegado a un principio de acuerdo para un contrato de 10 días.

Boykins, de 35 años y uno de los jugadores de menos estatura (1,65) en jugar en la NBA, estaba sin equipo desde la temporada pasada, en la que promedió 7.2 puntos y 2.5 asistencias por partido con los Milwaukee Bucks.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.