Kyrie Irving brilla en el partido de entrenamiento de EE.UU.

El campus de Las Vegas en el que ha reunido a los talentos más emergentes de la NBA vivió su momento cumbre la pasada madrugada con un partido de entrenamiento. El seleccionador estadounidense dividió a sus jugadores en dos equipos, unos de azul y otros de blanco.

En el conjunto azul, dirigido por Tom Thibodeau, formaron el cinco inicial Damian Lillard, Gordon Hayward, Dion Waiters, y Greg Monroe; mientras que en el banquillo se encontraban Harrison Barnes, DeMarcus Cousins, DeMar DeRozan, Derrick Favors, Klay Thompson, Kemba Walker y John Wall. Con camiseta blanca y entrenados por Monty Williams, el quinteto estuvo compuesto por , , Paul George, Kenneth Faried y ; en el banco esperaron su oportunidad Ryan Anderson, Mike Conley, Andre Drummond, Michael Kidd-Gilchrist, Ty Lawson, Chandler Parsons y Tyler Zeller.

Kyrie Irving, que acabó con 23 puntos, fue sin duda la estrella del partido. Demostrando sus galones de All Star fue capaz de levantar a su equipo, tras un comienzo en el que sus rivales se pusieron con una renta de 10 puntos, para alcanzar el descanso con un 53-51 a su favor. Menos igualdad hubo en una segunda parte en la que el concurso de Jrue Holiday y DeAndre Jordan fue clave para que el partido acabase con un claro 128-106 a favor del equipo blanco. En el otro bando, y pese a la derrota, destacó la aportación de Anthony Davis, que se fue hasta los 22 puntos y 7 rebotes.

Pese a que Mike Krzyzewsky no quiso entrar en evaluaciones individuales, la conclusión del partido fue que en España estarán, sin lugar a dudas, Kyrie Irving y Anthony Davis. “No voy a hacer de profesor poniendo notas a los jugadores. Está claro que estos dos chicos son talentos expecionales y muy fáciles de entrenar. Serán una gran ayuda para nosotros“, narró tras el partido feliz por haber visto que todos los que participaron en el choque se lo tomaron con la seriedad exigidad para jugar en EE.UU.