Kyrie Irving cree “evidente” que los Nets necesitan “una o dos” piezas más

regresó hace tres encuentros de una larga ausencia de 26, por lesión en el hombro, que le mantenía inhabilitado desde el 14 de noviembre. Desde entonces, dos grandes actuaciones, con una victoria para sus ante Atlanta, y dos derrotas frente a rivales de importancia como son Utah y Philadelphia.

Este miércoles, tocó hincar la rodilla de nuevo frente a los 76ers, fuera de casa. No tuvo la mejor de las faenas Irving, que solo atinó en seis de los 21 tiros que intentó. Sí había encontrado suerte en sus dos encuentros anteriores (21 y 32 puntos), pero la extravió en en Wells Fargo Centre. La cifra fue redonda para él puesto que en el último cuarto firmó un 1 de 7 en tiros y terminó el choque con un -29 en su estadística de diferencial de puntos. Datos bastante graves, una sangría, teniendo en cuenta que nadie en los Brooklyn Nets hizo peores cifras que un -10 (Taurean Prince).

Resulta bastante lógico, evidente y natural que a los Nets todavía les falte uno o varios tonos para colocarse al nivel de las grandes potencias de la Conferencia Este. Han sufrido muchas lesiones esta temporada (el propio Kyrie, Caris Levert, ahora DeAndre Jordan, que se lesionó ante Philadelphia), Irving acaba de volver de una larga ausencia, Kevin Durant está prácticamente descartado para jugar esta temporada… Pese a todos los obstáculos, el base y estrella de Brooklyn hizo saber que ese puede no ser el principal problema; sí lo sería, a juicio de Irving, que su equipo necesita más desde las oficinas para poder aspirar a todo. A lo que él y KD esperaban cuando firmaron por los Nets el pasado verano.

“Es transparente, está ahí, es evidente, las piezas que necesitamos para pasar al siguiente nivel”, pudo alegar Irving después del encuentro ante los 76ers, en clara referencia a la falta de Kevin Durant… y a algo más.

“Voy a seguir reiterándolo. Nosotros vamos a hacer lo mejor que podamos con los chicos que tenemos en el vestuario ahora, y nos preocuparemos de todo lo demás, como mover piezas y todo eso, como organización, en el verano”, continuaba Kyrie.

“Colectivamente, siento que tenemos grandes piezas, pero es bastante evidente que necesitamos una o dos más que me complementen a mi mismo, a K.D, a D.J. (DeAndre Jordan), a Spencer (Dinwiddie), a Caris (Levert) y así veremos cómo evoluciona todo”, continuaba el base titular de los Brooklyn Nets.

Cómo es Brooklyn con y sin Irving

Desde que Irving se lesionara a mediados de diciembre, jugando sin él los Nets no se habían apañado nada mal. Es más, habían levantado el balance de 4-7 de bienvenida y hasta consiguieron récord positivo y posición de playoffs muy pronto. La cosa parecía fluir con entorno de jugadores y pizarra no tan obligatoriamente encorsetados en la figura de Kyrie, sino con responsabilidades más repartidas. En ese caldo de cultivo emergió la figura de Dinwiddie, que completó un muy decente primer tramo de temporada y hasta se le tenía en cuenta para el All-Star 2020.

Hablando estrictamente de lo que pasaba en la cancha, todo fluyó más desde el comienzo sin Irving y el equipo se empleaba mejor. Sin embargo una racha de siete derrotas seguidas estropeó la creciente cadencia; el contador final sin el base titular del equipo quedó en 12-13. Desde su vuelta, Brooklyn ha caído en dos de tres encuentros, aunque bien es cierto que fueron ante rivales de entidad, 76ers y unos Jazz que vienen lanzados (diez victorias seguidas).

Emitiendo un balance a grosso modo, la marcha de los Nets con Kyrie Irving al mando en pista está siendo de 5-9. Y sin él 13-13.

No es ningún secreto, la gran pieza que le falta a los Nets se llama Kevin Durant. “Es evidente que nos falta esa gran pieza aquí. Todos lo sabemos. Pero no podemos seguir poniendo esa excusa. Tenemos que competir y ver hasta dónde podemos llegar”, añadía un Irving que todavía echa en falta más cosas en la plantilla de Brooklyn. Sus declaraciones, desde luego, son un canto a nuevos fichajes en el próximo mercado de verano.

Les falta el gordo de Navidad pero con la plantilla actual también podrían hacer grandes cosas. Empezando por Kyrie, que ha de aprender el modo en el que su equipo se adapte mejor a su juego. Eso debería ser lo primero, poder formar un bloque ganador alrededor suyo, no siendo perjudicial para el juego de sus compañeros. Y los refuerzos ya llegarán.

(Fotografía de portada: Mike Stobe/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Tercer recuento para el All-Star 2020: mismos líderes y Alex Caruso supera a Westbrook

Siguiente