Kyrie sobre su continuidad: “Quiero mi dorsal colgado del techo de Boston”


Las aguas manan más serenas en Boston desde que Shams Charania pudiera adelantar en primicia que Kyrie Irving posee toda la intención del mundo de seguir en los Celtics más allá del año que viene, cuando será agente libre sin restricciones. Y lo que ahonda más en esta tranquilidad, por las últimas declaraciones del jugador, es que parece que Irving desea pasar muchos años bajo techo del frondoso jardín que Danny Ainge ha sembrado en Boston en cosa de un lustro.

“Honestamente, pensar en empezar de nuevo en otro lugar era como un pensamiento de mierda… No quería moverme otra vez. Tengo el sueño de que mi número 11 esté algún día colgado de las vigas”, pudo alegar el mediático base y recogió el periodista Adam Himmelsbach (Boston Globe).

Parece que Kyrie Irving ha comenzado a reflexionar acerca de su legado en un asentamiento concreto y de que no hay mejor lugar para hacerlo en toda la NBA que en el estado de Massachussetts. Antes que él, ya se sabe, historia de la competición como Larry Bird, Kevin McHale, Bill Russell, John Havlicek o Paul Pierce —por citar un breve puñado— fueron leyenda entre los brotes más intensos; y él quiere entrar en tal selecta consideración. Teniendo en cuenta que llegó a los Celtics con un carné de identidad todavía verde (nunca mejor dicho), tiene una posibilidad inmejorable para ello.

Todavía no ha “hablado de números” con Danny Ainge y no podrá hacerlo hasta el próximo 1 de julio por cuestiones de tampering, véase para que los Celtics no sean multados por la liga; pero la predisposición de Irving para seguir en Boston es prácticamente completa a día de hoy, tal como el jugador ha podido reconocer tras destaparse dicha intención. Eso sí, su firma oficial no podría darse en ningún caso antes del inicio del mercado que viene, el 1 de julio.

“Lo que me importa es ser feliz”, dijo un Kyrie Irving que por primera vez en su carrera se encuentra al mando de un súper-equipo como son los Celtics de Brad Stevens.

Su campeonato en Cleveland

No era él tal cabecilla en su penúltima temporada con Cleveland, en la que un tiro suya valió el primer título para la ciudad de Cleveland en toda su historia —remontando un 3-1 a los Warriors—. Kyrie ha recordado también aquello como días felices pero que no disfrutó en la medida que hubiera debido.

“Me sentí genial con aquello. Obviamente, ser uno de los equipos históricos que levantaron un 3-1 en las Finales es muy especial, pero después de ese partido pensé ‘venga, ¿qué es lo siguiente?’. Eso estaba bien, pero no me di cuenta de lo grande que fue ese tiro porque en mi ADN está enojarme, pero al final solo quería abrazar a mi padre, a mi hermana y estaba listo para pasar página. Fue un punto raro en mi vida, así que no estaba emocionalmente enfocado como hubiera debido para disfrutarlo en la magnitud que tuvo. Pero estuvo muy bien”, recordó Irving, en declaraciones para el Boston Globe, sobre su histórica consecución del anillo con los Cavs.

Su continuidad no podría ser oficial hasta julio pero los Celtics poseen la predisposición plena de retener a su, seguramente, mejor jugador en cancha. El proyecto ganador en Boston va para largo.

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.