La espalda no da tregua a Álex Abrines

Llevaba muy buen ritmo de minutos. De hecho en tendencia creciente, contando cada vez más para gracias, especialmente, a su acierto en el triple y entrega en defensa. La espalda ha supuesto una baliza echada para él.

, año rookie, promedia 14 minutos de juego por partido con los Oklahoma City . Sus últimos cinco encuentros, sin embargo, se saldan con cuatro enfrentamientos sin saltar a pista y ocho minutos en el último de ellos ante los Pacers. Mejor hubiera sido ahorrárselos. El español venía arrastrando molestias en la espalda, y esos pocos instantes ante Indiana no hizo sino agravarlos. Restando 6:54 para terminar el último cuarto, él mismo fue quién pidió a su entrenador que le sacara de la cancha. Antes había tenido tiempo de encestar dos de los cuatro triples que había intentado.

Frenazo tras un gran enero

Como decíamos, una lástima el momento de la lesión, pues su estado de forma no podía ser mejor. Abrines estaba teniendo un mes de enero sensacional hasta que los problemas físicos hicieron aparición. 15,1 puntos estaba promediando ni más ni menos.

Creo que está algo mejor, pero voy a tener una mejor idea de cómo se encuentra después de la sesión de tiro [de este jueves], y ahí sabré como se siente y si puede salir y competir”, ha dicho Donovan al diario The Oklahoman.

El beneficiado de esta situación será, a priori, Anthony Morrow, quien ocupaba el rol habitual de un Abrines quién, partido a partido, le ha ido comiendo la tostada al veterano tirador.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Ramon Sessions, baja entre 4 y 6 semanas

Carmelo, determinado a quedarse tras las declaraciones de Jackson

Siguiente