La lesión de Ricky Rubio, mucho peor que un simple esguince

lleva sin jugar desde el pasado día 7 de noviembre y, según los médicos que le han evaluado, su lesión no es solo un esguince de tobillo, sino que afecta también a músculos y ligamentos.

Su técnico en los Minnesota , , habló con los medios sobre el estado actual del base español y dejó claro que Ricky está haciendo todo lo que está en su mano para volver cuanto antes a las canchas.

No es que él no quiera jugar o trabajar. Está haciendo todo lo que puede. Ha sido desde la organización y los médicos involucrados los que hemos estado intentado pararle. Se trata de un esguince de tobillo muy particular“, dijo Saunders tras el partido de ayer contra los en unas declaraciones que recogió USA Today de las que se ha hecho eco CBS Sports.

Al parecer, los médicos han advertido a Ricky de que un regreso antes de tiempo podría causarle una fractura por estrés en la pierna, por lo que el point guard sigue sin tener claro cuándo podrá volver a jugar.

El ‘9’ de los Wolves empezó los entrenamientos con contacto el pasado martes.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Tony Parker siente que está acercándose a su mejor nivel

Brandon Jennings, números para igualar a Magic Johnson y John Stockton

Siguiente