La mejor versión de Doncic hace historia y agrava la crisis de los Spurs


Los Dallas Mavericks se hicieron con su octava victoria a costa de prolongar la mala racha de San Antonio. Los de Carlisle vencieron por 117-110 en un partido en el que fueron siempre por delante, colocándose quintos del Oeste con un balance de 8-5 y mandando a los Spurs a un lugar cada vez más cercano al fondo de la tabla, pues con esta derrota, su sexta consecutiva, el cuadro texano es actualmente antepenúltimo en su conferencia con una marca de 5-9. Solo los Pelicans y los Warriors han arrancado peor el curso.

Hacía muchos años que los de Popovich no se veían en estas. Esta racha de derrotas es la más larga que han atravesado desde 2011, cuando cayeron también en seis encuentros seguidos, y si vuelven a perder el miércoles en su visita a Washington firmarán su peor momento desde 1996, en la temporada antes de seleccionar a Tim Duncan en el Draft en la que acabaron con un balance de 20-62. De hecho, aquellos ya son unos Spurs que usar como referencia, pues hay que remontarse a ellos para ver a los texanos arrancar el año con un balance peor.

Luka sigue a ritmo de récord

¿Pero dejamos de ignorar ya al elefante en la habitación? El de anoche fue seguramente el mejor partido de Luka Doncic en su breve carrera en la NBA, y quien la haya seguido aunque sea de forma somera sabe que esta no es una cuestión menor. El esloveno acabó el encuentro con 42 puntos, 12 asistencias y 11 rebotes, y se encargó además de anotar el triple que sentenció el choque a falta de 26 segundos, apagando la reacción de San Antonio cuando la remontada parecía estar a punto de llegar.

Estas cifras elevan al base a cotas muy exclusivas, tanto en la historia de la franquicia como de la Liga. Para empezar, ningún jugador de los Mavericks había firmado un triple-doble de 40 o más puntos, y solo otro jugador en toda la historia había firmado un registro así con 20 años: LeBron James. El de Akron lo hizo con 20 años y 100 días, 163 menos de los que ha necesitado Luka. Si, para precisar más, buscamos a un jugador menor que Doncic en firmar un triple-doble de 42 o más puntos, encontraremos que nadie había logrado una hazaña similar a su edad.

En cuanto al total de triples-dobles, el de anoche fue el 14º alcanzado por el esloveno, que sigue destacándose como el jugador que más veces ha logrado este registro con 20 años o menos. De hecho, el de los Mavs duplica ya a Magic Johnson, segundo en la tabla con 7.

Pero hablar solo de precocidad es ser extremadamente reduccionistas en el caso de Doncic. El base lidera actualmente la NBA en triples-dobles con 6, está muy cerca de promediar un triple-doble en los 13 partidos disputados (29,5 puntos, 10,7 rebotes y 9,3 asistencia), y solo Giannis Antetokounmpo tiene un mayor impacto estimado según las estadísticas oficiales. Son, en definitiva, números de aspirante a MVP, cotas que incluso los más optimistas creían que tardaría algo más en alcanzar.

DeRozan mantiene el tipo

Lo que durante muchos minutos parecía estar destinado a ser una victoria fácil de los locales estuvo a punto de torcerse al final. Dallas fue siempre por delante y llegó a ganar incluso por 18 puntos, pero San Antonio supo rehacerse en el último cuarto y estuvo cerca de aguar una noche histórica en el American Airlines Center. Los Spurs llegaron a fallar dos triples que habrían empatado el partido a 110 a falta de dos minutos, y llegaron a colocarse solo dos puntos abajo (112-110) en los compases finales, obligando a Doncic a ejercer de salvador.

Gran parte de la responsabilidad la tuvo DeMar DeRozan, quien con 36 tantos fue claramente el mejor de los suyos, aunque no fue suficiente para batir a un Luka en estado de gracia que por nada del mundo iba a dejar que pusieran una mancha en una noche que siempre recordará.

(Fotografía de portada: Ronald Martínez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.