La NBA aún no sabe cuándo podrá volver


Casi cualquier noticia que leamos estos días sobre la liga acaba resumiéndose en una pregunta general que nos inquieta a todos sobremanera: ¿cuándo volverá la NBA? Adam Silver abordó ayer esta complicada respuesta y dijo que, aunque la competición sigue con la mente puesta en poder reanudar el actual curso, lo cierto es que la falta de certezas en el contexto que estamos viviendo hace que, a día de hoy, sea del todo imposible establecer un calendario fijo para tal regreso; o incluso, se complica el tener una fecha límite para cancelar la campaña 2019-20. Es decir, la NBA aún no está lista para tomar ninguna decisión al respecto.

“Según los informes que estamos manejando desde diferentes administraciones y desde las instituciones sanitarias, ahora mismo no estamos en condiciones de tomar ninguna decisión. Y no está claro cuándo lo estaremos”, destaco Silver en una videoconferencia con distintos medios, después de que el comisionado tuviera reunión con la Junta de Gobernadores de la liga.

Silver continuó describiendo que “existen multitud de datos e informaciones que han de combinarse previamente para poder tomar cualquier decisión. Esto es parte de la gran incertidumbre que hay. Ni siquiera estamos en el punto de decir que si se cumplen las condiciones A, B y C, por ejemplo, podríamos tomar un camino claro al respecto. Ahora mismo sigue habiendo demasiadas incertidumbres para determinar con precisión cómo debemos avanzar. Lo principal sigue siendo la salud y el bienestar de los jugadores, así como de todos los implicados en que los partidos se pudieran disputar. Eso es para nosotros lo primordial”.

Para poder tomar ciertas decisiones, Silver admitió que la NBA está siguiendo muy de cerca cómo evolucionan las cifras de contagiados por la covid19. Y está evaluando la posibilidad de hacerse con test a gran escala para ir reduciendo la incertidumbre acerca de quién más podría estar contagiado, incluso de manera asintomática. Debido a la variedad de las distintas leyes que existen en cada estado de EEUU, Silver también está estudiando cómo se podrían aplicar diferentes protocolos de seguridad dependiendo del lugar en el que se disputaran los partidos. Pero, como él mismo ha dicho, ahora mismo la NBA no está en disposición de garantizar que la temporada pueda seguir jugándose.

Posibles medidas. Y frustración

Desde el 11 de marzo que se detuviera la maquinaria de la NBA, Silver y la Junta han trabajado incesantemente para vislumbrar nuevos escenarios en los que poder jugar los partidos, siempre y cuando se garantizaran al cien por cien las condiciones sanitarias y de seguridad para cada uno de los integrantes y trabajadores de dichos encuentros. Se barajó la posibilidad de jugar a puerta cerrada o de reducir la carga de partidos para crear una competición mucho más breve y directa que se disputara en una sola localidad. Pero ambos escenarios parecen descartados ahora mismo.

“Estamos viendo todo tipo de cosas en estos momentos. Todavía no somos capaces de poder responder qué es lo que haríamos ni cómo. Sé que es frustrante. Lo es para mí y para todas las personas que estamos involucradas en ello. Pero la realidad es que existe mucha incertidumbre con respecto al virus. Las cosas están cambiando a una gran velocidad y podríamos estar en una posición muy diferente en unas pocas semanas”, añadió Silver.

(Fotografía de portada de Harry How/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.