La NBA no quiere discriminaciones


Un polémica ley aprobada hoy en el estado de Carolina del Norte podría tener consecuencias para la NBA.

El estado norteamericano ha sacado adelante una ley que permite que los negocios y empresas puedan discriminar a posibles clientes con los que no estén de acuerdo en ciertos comportamientos si van contra sus creencias religiosas. Esta ley, en teoría, podría permitir que en algunos lugares, por ejemplo, no se atendiera a homosexuales o transexuales. Es por ello por lo que se le ha llamado como la “ley anti-LGBT” en numerosos medios.

La NBA, como organización modélica en cuanto a su interés en la inclusión y la igualdad, ha emitido un concreto y duro comunicado de prensa en contra de esta ley y amenazando con las posibles consecuencias que la comentada ley podría traer respecto al All-Star 2017, programado para celebrarse en Charlotte, ciudad de Carolina del Norte.

“La NBA está dedicada a crear un ambiente de inclusión para todos los que atiendan a nuestros eventos y partidos. Estamos profundamente preocupados de que esta ley discriminatoria vaya en contra de nuestros principios de igualdad y respeto mutuo y no sabemos aún como podrá impactar en nuestras posibilidades de celebrar con éxito el All-Star Game de 2017 en Charlotte”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.