La NBA podría perder 1.000 millones de dólares por la suspensión de la temporada

El límite salarial del curso 2020-21 podría verse reducido en hasta ocho millones de dólares

Al igual que ha pasado con miles de negocios alrededor del mundo, la ha tenido que echar el cierre temporal a causa de la crisis sanitaria del . La suspensión, iniciada hace más de 10 días, supone no solo que se deje de jugar al baloncesto, sino que a nivel económico la competición vaya a verse muy dañada. Y es que la Liga se enfrenta a un escenario que jamás se le había presentado, uno en el que la incertidumbre convierte cualquier plan de contingencia en una posibilidad que depende de muchos factores.

A estas alturas de la crisis lo único que está claro es que la NBA hará todo lo que esté en su mano para que la temporada pueda concluirse. Ya sea con cambios de fechas, dando por finalizada la temporada regular, acortando los playoffs, moviendo el calendario del próximo curso…. No hay nada descartado bajo el objetivo de que haya un campeón en 2020. Pero claro, como decíamos no todo tiene que ver con las canastas; el tema financiero también está muy presente, ya que una cancelación definitiva podría hacer que la NBA perdiese más de 1.000 millones de dólares.

Aunque todos en la Liga se aferran a la idea de retomar la competición en el menor tiempo posible –los informes apuntan a junio–, ello no evita que desde varios frentes, incluidos los propios equipos, se vayan haciendo cálculos de hasta qué punto puede sufrir la competición a nivel económico.

En esa línea, y según escribe Ben Golliver de The Washington Post, un directivo de la NBA habría afirmado que una suspensión definitiva de la campaña haría que cada equipo pudiese perder alrededor de 40 millones de dólares, lo que haría un total de 1.200 millones de dólares. El pronóstico no sería nada halagüeño, pero es que si nos ceñimos únicamente a lo que resta de temporada regular, la situación tampoco mejoraría en exceso.

Con un 21% de la temporada regular por disputarse, sumando solo el dinero que se genera con la venta de entradas, los ingresos por televisión y lo que habría que devolver a los patrocinadores, la cifra de pérdidas ya estaría en torno a los 1.000 millones de dólares. Si a esta perspectiva le añadimos los playoffs, ya sea con la disputa de menos partidos o la cancelación definitiva, el número crecería ostensiblemente.

El límite salarial

Aunque es pronto para asegurar nada, si se diesen las condiciones anteriormente descritas en cuanto a pérdidas, el límite salarial de cara al curso 2020-21 se vería notablemente mermado. Si con la crisis que se produjo con China por los comentarios de Daryl Morey hablábamos de pasar de 116 a 114 millones de dólares como tope, ahora estaríamos ante la posibilidad de que esa cifra cayese en otros ocho millones de dólares. Por ahora es una estimación y todo dependerá de cuándo y en qué condiciones se reanude la temporada; pero lo que en este punto es irrefutable es que la NBA, como el resto de negocios, va a sufrir un duro golpe financiero.

(Fotografía de Jeenah Moon/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Golden State elegirá en el draft a un jugador para ganar ya

Siguiente