La NCAA permitirá a jugadores de elite contratar agentes

Dentro de los cambios que se plantean en el baloncesto de instituto y universidades, la busca a dar un paso más en esta dinámica. Ayer miércoles se supo que está dispuesta a permitir que los jugadores de elite de high school y de universidades puedan contratar agentes. Esta medida se integra dentro de la idea de eliminar la norma que obliga a los jugadores a pasar al menos un curso en la universidad antes de integrarse en la NBA.

El fin de la regla one-and-done iría acompañado de un hecho lógico como es el de que los jugadores puedan ser representados por agentes profesionales no justo después de terminar su tiempo en las aulas, como sucede ahora, sino dentro del periodo en que los jugadores todavía están en formación académica.

La NCAA, que busca con estas medidas limpiar el baloncesto universitario, salpicado de escándalos en los últimos tiempos y siempre con la polémica sobre el profesionalismo y el amateurismo y sobre el enriquecimiento de un sistema donde los jugadores no reciben un sueldo, será la que certifique a los agentes que representen a los citados jugadores. Además, permitirá reintegrarse a la vida de las aulas a aquellos jugadores que se presenten al Draft y no sean elegidos. Junto con ello, otra serie de medidas dirigidas a restringir los procesos de reclutamiento y a aumentar las sanciones a los entrenadores que se salten las reglas.

¿Qué es elite?

La NCAA pretende permitir, de cara a esa supresión del one-and-done que no se plantea para antes de 2022, que algunos elegidos puedan tener agentes. Se ha referido a elite, pero ha dejado en manos de otros la tarea de definir qué jugadores integran esa elite. Esos otros son concretamente la NBA y USA Basketball. Estos últimos, según ESPN, no tienen ni las ganas ni la estructura para implementar ese proceso y prefiere que sea la NBA la que lo haga. No obstante, ambas partes, que se reunieron en mayo en Chicago con la NCAA, se han vistoa ahora sorprendidas por la premura con la que la institución universitaria ha anunciado los cambios.

, en declaraciones a SportsCenter, ha querido poner un poco de freno a todo esto. El entrenador de la Universidad de Kentucky piensa que nada entrará en vigor hasta que la NBA y la Asociación de Jugadores propongan algo y “he escuchado que no será hasta 2022. Así que ahora estamos perdiendo seguramente el tiempo pensando en esto”. No obstante, el mítico técnico si lanzó un aviso. Será, de darse, un proceso arduo. “No estamos en condiciones de decir quién puede tener agente y quién no. Hay muchos asuntos que deben ser tratados”