La nueva pista de los Bucks es demasiado resbaladiza y obliga a cancelar el amistoso con los Raptors

Hace un mes los presentaban el nuevo parqué del Bradley Center para esta temporada. Con un look retro, el diseño se inspiraba en la MECCA, antiguo pabellón de la franquicia. Hasta ahí todo perfecto.

Sin embargo, la pasada madrugada durante el encuentro entre los de Milwaukee y Toronto se producían una serie de incidentes que obligaban a suspender el choque a los 6 minutos de comenzar. La superficie de la pista era demasiado rápida y resbaladiza, provocando las caídas de los jugadores, así como aumentar el peligro de lesiones.

Era terrible, realmente me asustó“, explicaba DeMar DeRozan después de que se decidiera acabar con el partido. El parqué, al parecer, era casi como una pista de hielo en algunas zonas, lo que impedía completamente el desarrollo del juego.

“Vimos que los jugadores estaban teniendo problemas con el agarre en la pista”, relataba el árbitro Danny Crawford. “Cuando vimos que un par de ellos se caían, nos dimos cuenta que teníamos que hablar. Y los dos equipos no querían seguir jugando“.

De aquí a que comience la temporada como locales para los Bucks tendrán que solucionar este problema. Curiosamente su primer rival en casa serán los , que medirán con lupa el estado del parqué.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Presentadas las nuevas camisetas alternativas de los New York Knicks

J.R. Smith regresa enchufándola desde diez metros

Siguiente