La posible expansión de la NBA queda aparcada hasta nuevo aviso


La pandemia y el parón que ésta supuso en la NBA, dejó ‘tiempo libre’ para que se tratasen muchos temas, entre ellos el de una posible expansión con nuevas franquicias sumándose a las 30 actuales. No era algo del todo novedoso. Durante años se había hablado de una nueva franquicia en Seattle, de la opción de que se sumase Las Vegas y de otras ciudades candidatas a tener su propio equipo de baloncesto. Hasta ahora no ha fraguado, y escuchando a Adam Silver parece que tampoco ocurrirá en los próximos años.

Analizando la actual situación de la Liga para los medios, el comisionado ha dejado claro que llevar a cabo una expansión no está entre los primeros asuntos de la agenda de la NBA; es más, asegura que el planteamiento de llevar a cabo tal plan para paliar las pérdidas durante la pandemia no es del todo acertado.

“Sé que se señaló que cuando los ingresos bajaron, estábamos considerando más seriamente la expansión. No funcionó exactamente así, en gran parte porque la expansión es un proceso de varios años. No fue como si llegase la pandemia, perdiéramos un 40 por ciento de ingresos y se pudiese recaudar rápidamente a través de una expansión”, comenta antes de admitir que se habló de ello.

“Es cierto que en realidad tuvimos algo de tiempo mientras estaba parada la competición, así que nos reuníamos más a menudo con nuestros equipos, para pensar un poco más sobre el tema. Pero el consenso al que se llegó es que durante una pandemia no era el es el momento adecuado para expandirnos. En todo caso, seguiremos considerándolo”.

Minimizando pérdidas

La NBA ha vuelto a perder dinero, pero no tanto como al final de la campaña 2019-20. Silver señala que el trabajo de todos ha posibilitado que hasta un millón de aficionados hayan vivido los playoffs en los pabellones, algo que ha ayudado a contener la notable bajada de ingresos.

“Lo hicimos algo mejor de lo que proyectamos inicialmente. Todavía no tenemos las cifras exactas, pero tal vez bajemos aproximadamente un tercio en ingresos en lugar del 40% esperado. Si las cosas continúan por buen camino, podríamos avanzar hacia una nueva temporada, la del año que viene, que parece mucho más normal. Si ocurre así, habremos capeado la pandemia muy bien”, explica.

Sobre las lesiones

Quizás el tema principal de estos playoffs. Las lesiones se han cebado con los mejores jugadores de la NBA y el propio LeBron James alzó la voz culpando al apretado calendario. Sobre ello, Silver admite que el ritmo de la competición, los protocolos a causa del coronavirus y otros retos que han debido enfrentar han contribuido a las lesiones, pero de igual modo entiende que no es algo matemático que se pueda manejar.

“Nada de esto es una ciencia exacta. Es algo en lo que incluso antes de coronavirus, como todos saben, estábamos muy concentrados en la liga”, comenta antes de explicar lo difícil que es manejar este problema con un dato. “El descanso aumentó más del cien por cien este año respecto al anterior, pero las lesiones aumentaron igualmente. Hay que llegar a la raíz. ¿El reposo funciona? ¿Funciona la gestión de carga? Lo que es más sorprendente, como dije, no son las lesiones en esta temporada, sino que hemos visto esta tendencia al alza durante varios años. Le gustaría creer que con la inversión, el nivel de sofisticación, la cantidad de médicos, la cantidad de análisis que miramos, los datos que recopilamos que no podíamos en los viejos tiempos… y dejando a un lado la pandemia, hubiéramos visto mejoras. Lo cierto es que aún no las hemos visto”, sentencia.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.