La solidez de OKC sentencia a San Antonio

Oklahoma City será con merecimiento el rival de los Warriors en las Finales del Oeste. En un partido que puede haber cerrado una etapa legendaria en San Antonio, los consiguieron una convincente victoria por 113-99 gracias al gran partido de sus estrellas, (37 puntos) y (28 puntos y 12 asistencias), y a un grupo de secundarios que ha dado en esta eliminatoria un paso adelante fundamental para el éxito de OKC.

Los vivieron una de las noches más amargas de la era de Gregg Popovich. Perdida definitivamente su circulación de balón (5 asistencias totales en la primera mitad), San Antonio se encontró absolutamente atascado en ataque desde el principio. El talento individual de , y un que firmó su mejor actuación en estos Playoffs mantuvo el tipo en los primeros minutos, pero una alarmante sequía para abrir el segundo cuarto fue demoledora. Oklahoma City, bajo la excelente dirección de Russell Westbrook y con Kevin Durant y un sorprendente de ejecutores abrió una diferencia en el marcador que nunca corrió serio peligro.

Eso sí, los 24 puntos de desventaja (55-31) con los que San Antonio se fue al descanso no desanimaron al equipo tejano. Gregg Popovich decidió abrir el tercer cuarto con Manu Ginóbili en lugar de Tim Duncan. Un cambio táctico que no dio resultados en primera instancia, especialmente en defensa, pero que pudo haber dado dividendos al final. Por si alguien creía que su actuación había terminado, Duncan regresaba a pista a mediados del tercer cuarto y se convirtía en el jugador más en forma de San Antonio.

En el que pudo haber sido su último partido como jugador NBA, y a sus 40 años, Duncan dio toda su alma para intentar lograr una remontada casi imposible. El pívot acabaría con 19 puntos y 5 rebotes, jugando de forma ininterrumpida los últimos 17:42 minutos de partido incluso con la victoria de Oklahoma City ya decidida. La salida de otro cuarentón, Andre Miller, serviría de inesperado estímulo para que San Antonio llegara a ponerse a 11 puntos y posesion a algo menos de 4 minutos del final. Pero los Thunder no perdieron la calma, y Russell Westbrook tomaba de forma definitiva el control para sentenciar el partido y la eliminatoria.

Gregg Popovich quiso cerrar el partido con Tim Duncan, Manu Ginóbili y Andre Miller, tres jugadores que tendrán una decisión importante que tomar este verano. Pero el lado sentimental no tapa el gran éxito de Oklahoma City, un equipo lleno de dudas durante la temporada regular que ha empezado a resolverlas justo a tiempo. Jugadores como Steven Adams, Andre Roberson o Dion Waiters se han convertido en piezas fiables para hacer con solvencia el trabajo sucio necesario en un equipo campeón. Con Kevin Durant y Russell Westbrook a su máximo nivel, y con Billy Donovan reforzado en la batalla táctica contra Gregg Popovich, los Thunder llegarán a su mejor momento al desafío más difícil y codiciado para cualquier equipo NBA: los Warriors de Stephen Curry.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

LeBron habría premiado a Stotts sobre Kerr

Tim Duncan no aclara su posible retirada tras su eliminación

Siguiente