La temporada 2020-21 podría tener formato intensivo para no alargar demasiado el calendario


Eso significaría más partidos en ‘back to back’, que tan odiados son por los jugadores

Lo que de verdad importa en la NBA durante estos días es la campaña actual (2019-20). Poder sellarla de manera más o menos honrosa haciendo, así, que el descalabro económico no sea tan sangrante como si la competición se hubiera cancelado del todo.

Sin ser la prioridad en estos momentos, la Liga tampoco pierde de vista la próxima temporada, que, de manera colateral, se verá muy afectada por el parón iniciado el pasado mes de marzo. Desde luego, en lo que respecta a fechas, calendario de competición, la 2020-21 verá modificados muchos de los conceptos tradicionales.

Esta mañana, el general manager de los Atlanta Hawks, Travis Schlenk, alegó en una conferencia de prensa que la NBA ha indicado a los GMs que la próxima temporada podría tener un formato “condensado”, intensivo, de cara a no estirar demasiado el calendario, según informó Tim Bontemps (ESPN).

Lo cierto es que la NBA tendrá que luchar en el alambre con la sombra de los Juegos Olímpicos de Tokyio, previstos para el 23 de julio del año que viene. Por ello, a la Liga en principio tampoco le interesaría tirarse otro verano a destajo y coincidir en el tiempo con torneos veraniegos como los propios Juegos o hasta con el preolímpico.

Schlenk habría comunicado también que la voluntad de la Liga en esta lid sería mantener el calendario lo más normalizado dentro de lo posible.

No será tarea sencilla, pues debido al agravio derivado del período actual, las fechas contempladas —son orientativas, pueden sufrir modificaciones— para el amanecer 2020-21 son del 10 de noviembre hablando del comienzo de la pretemporada; y del 1 de diciembre en cuanto a inicio de partidos oficiales.

Más ‘back to back’

Este formato condensado que la NBA podría estar dibujando podría significar más partidos en formato back to back, dos noches seguidas con encuentros, o hasta series de cuatro envites en cinco días. La Liga ha tratado de ir reduciendo al máximo este tipo de secuencias que tanto detestan los jugadores y equipos técnicos, pero ante la premura del calendario podría resultar una solución de emergencia.

La metodología tradicional de una temporada NBA habla de que existen unos 170 encuentros para dilucidar el curso regular y 240 para todo el paquete completo. Esas cifras, empezando el 1 de diciembre, alargarían la función hasta finales de julio o comienzos de agosto. La Liga, pues, desea acortar lo máximo posible estas fechas para no agrietar todavía más el calendario venidero.

(Fotografía de portada: Sean M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.