LaMelo Ball gusta a los New York Knicks de cara al draft 2020


Empezamos a perder la cuenta de los jóvenes que parecen causar una bondadosa impresión en el despacho oval de los New York Knicks. Claro que, por esta vez, toca conceder presunción de inocencia dado que las oficinas de la Big Apple acaban de estrenar nuevas manos para sujetar el timón.

El nuevo presidente de operaciones, Leon Rose, posee en el próximo verano la primera ocasión para hacer valer su buena reputación en el mundo de la representación de jugadores. No es esa una fórmula que garantice éxito posterior dirigiendo una franquicia NBA, pero sí que existen precedentes que abogan por el lado de la esperanza (Rob Pelinka en Lakers; Bob Myers en Warriors…).

De manera obligatoria, los Knicks tendrán que dar en el clavo en la próxima ceremonia del draft 2020. El equipo de la Gran Manzana llegó al aún vigente parón sanitario con el sexto peor balance de la temporada (21-45), por lo que tiene opciones de agarrar una elección interesante en el próximo draft. En las últimas semanas se especuló con que a New York le atraían los servicios de los bases Cole Anthony (North Carolina) y R.J. Hampton (Nueva Zelanda).

Ahora parece que los Knicks tendrían como prioridad para el puesto de base a LaMelo Ball, según pudo indicar el periodista Marc Berman en el diario NY Post.

Ball resultaría en estos momentos la primera elección en caso de que New York optara por ir a por un base en el draft 2020. Esta opción de buscar un point guard es de lo más factible dado el hueco que posee el equipo en tal demarcación de cara al futuro: Dennis Smith Jr. y Frank Ntilikina siguen sin convencer y se aspira a algo más que a Elfrid Payton.

Además, a los tres jugadores anteriores les queda solo una campaña más con contrato, por lo que a New York le toca hacer reformas medio urgentes en la posición de director de juego.

En qué lugar elegir

Si los Knicks consiguiesen un pick entre las cinco primeras posiciones, resultaría muy probable que trataran de seleccionar a Ball. Sin embargo, si su turno cayese por debajo del top cinco, el hermano de Lonzo quedaría casi como una quimera.

Tendrán que elegir con sabiduría Leon Rose y compañía para cortar el cordón de la nueva era con cierto tino. Más en un draft trampa como se intuye que será el de 2020: sin exuberancia de enormes talentos entre las primeras elecciones pero sí servicios muy aprovechables a partir del top 10 de la primera ronda. Olfato y acierto serán acompañantes innegociables para New York.

(Fotografía de portada: Brent Lewin/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.