Las críticas se ciernen sobre el servicio médico de los Pelicans

Compartir personal con los New Orleans Sains de la NFL les está pasando factura

Poco se habla de ello para la enorme importancia que le dan los jugadores. Los highlights, los récords, el All-Star… Hay muchos momentos para el recuerdo en una temporada de la NBA, pero ni ellos esconden el valor que tiene para cualquier franquicia contar con un servicio médico óptimo, uno que inspire confianza al cien por cien –Kawhi Leonard puede explicarlo–.

Por ello, por la repercusión que tiene de cara a tener contentos a tus mejores piezas, gana peso la información publicada por Tom Haberstroh de NBC Sports, quien apunta sin titubeos lo que piensan muchos ejecutivos de la NBA: los New Orleans Pelicans han descuidado su personal médico en favor de los New Orleans Saints de la NFL.

El germen está claro. Gayle Benson es propietaria tanto de los Pelicans como de los Saints. Pese a ello podría darse el caso de que ambas organizaciones funcionasen de un modo independiente, pero no es así. Ambos equipos comparten en gran medida el personal que trabajo en ellos. Un ejemplo: Mickey Loomis es vicepresidente ejecutivo de los dos.

De puertas adentro desconocemos si existe algún problema, pero desde el exterior no acaba de convencer esa fórmula, sobre todo en lo que se ciñe al tema médico. Así, Tom Haberstroh señala en su informe que varios ejecutivos de equipos rivales han criticado al servicio médico de los Pelicans por estar dirigido por especialistas en fútbol americano, y no por aquellos que tienen experiencia en la NBA. Esta es la percepción de la Liga, tanto es así que uno de los ejecutivos afirma: “La organización solo se preocupa por los Saints”.

Quizás afirmar que prácticamente tienen en un segundo plano a los Pelicans sea exagerado, pero hay datos que apoyan tal teoría. En 2017, cuando el doctor Misty Suri diagnosticó mal una lesión de Delvin Breaux, fue despedido de los Saints. Sin embargo, siguen siendo el director de los servicios médicos de los Pelicans…

El futuro

He aquí lo que más preocupa. No hace mucho Anthony Davis señalaba que lo más complicado de lo vivido hasta ahora era desconocer cómo de buenos habrían sido los Pelicans sin lesiones. Ahora, con todos mirando a su decisión del próximo verano, cuando todo se reducirá a firmar una extensión o decir adiós a la franquicia de Luisiana, ver cómo los que deben cuidar de él están bajo sospecha no parece un buen augurio. Claro que nadie sabe qué pasa por su cabeza, pero si sumamos estas dudas a su deseo por ganar ya, la ecuación no parece tener demasiadas soluciones.

(Fotografía de Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Paul Zipser podría firmar con Brooklyn Nets

Jimmy Butler se ve retirado con 35 años

Siguiente