Las derrotas más desastrosas de la era Popovich

39 puntos de diferencia el miércoles ante Minnesota. 31 puntos de distancia el viernes ante Houston. Los están mal, muy mal. Tanto como para que de acuerdo a ESPN esta sea la primera vez que el equipo tejano pierde dos partidos consecutivos por al menos 30 puntos desde que, hace 22 años, se hizo cargo del equipo.

Tras estos dos tremendos tropiezos, San Antonio ha perdido 10 de sus últimos 14 partidos y ya difícilmente puede caer más bajo. La actual posición de los tejanos es la penúltima del Oeste y por detrás solo está Phoenix, un conjunto a años luz del resto de su conferencia y con el evidente objetivo de practicar el tanking un año más.

Seis partidos encajando al menos 128 puntos (un 27% de los encuentros jugados) es un dato que refleja el desastre defensivo en el que se han convertido los Spurs. Según ESPN Stats los Spurs solo habían encajado 135 puntos o más en dos partidos a lo largo de las 21 temporadas previas y este curso ya ha ocurrido en cuatro ocasiones, la marca más alta en la NBA. Anoche, ante Houston, 110 puntos recibidos en los tres primeros cuartos y 105-136 el marcador final con sus aficionados presentes.

“Se trata de la defensa”, comentó tras el choque. “Tenemos que revisar todo en defensa. ¿Qué otras opciones hay para que las cosas funcionen y ahora no lo están haciendo? ¿Qué es lo que han visto ellos para ponernos en situación de meternos tantos puntos? Todo empieza en la defensa”.

Mills y su amplia mirada

, uno de los jugadores más importantes de la actual plantilla de los Spurs, fue claro y directo cuando habló de la situación por la que están pasando en Texas. Los jugadores están de paso, pero la franquicia no.

“Los compañeros están avergonzados y bajos de ánimo”, expresó Mills. “Se trata de lo que representamos cuando nos ponemos estas camisetas, de para quien jugamos. Es algo grande y tenemos que entender que estamos en esta organización por un tiempo, pero esta organización permanecerá durante mucho más tiempo de lo que nosotros estemos. Tenemos que sacar el orgullo de ahí”.

Mills también explicó que “hay un montón de gente que está aprendiendo el sistema” debido a la cantidad de nuevos jugadores que tiene la plantilla. “Para alguien que ha visto otras pretemporadas era como si empezásemos con varios pasos de ventaja porque había mucha gente de vuelta y era sencillo enseñar a dos o tres tipos. Pero cuando tienes que enseñar a un nuevo grupo el ataque, hay que volver al principio. Había cosas que se repetían enseñando cómo mover el balón ya que Timmy, Tony y Manu estaban aquí desde siempre. Era sencillo”.

Popovich, cariacontecido

¿Y qué dice Popovich de todo esto? El técnico ha visto muchas cosas al frente de los Spurs, pero sobre todo lo que ha vivido son éxitos y excelencia. Ser uno de los peores equipos del Oeste es novedad para él.

“Esto es un juego en el que tratas de mejorar en todos los aspectos y ahora estamos desconcertados en ataque”, dijo Gregg Popovich. “Así que mucho de esto empieza por mí. Tengo que hacer un mejor trabajo. Y en defensa tenemos que mejorar nuestro esfuerzo e inteligencia en esa parte de la cancha. Queda mucho trabajo por hacer”.

Pese al mal momento, en San Antonio confían en el que la plantilla mejore en los conceptos ofensivos y defensivos ya que los puestos de playoffs están a un solo triunfo de distancia. Aunque Dejounte Murray no volverá este curso y Pau Gasol podría estar varios meses de baja, Lonnie Walker IV ya está jugando en la G League y podría suponer un soplo de aire fresco para un equipo que necesita cambiar el rumbo.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Tercero más joven de la historia de la NBA en llegar a 30 puntos: Jaren Jackson Jr.

Alex Abrines supera su récord de triples en un partido

Siguiente