Las lesiones de Steve Nash le apartan de los partidos, pero no del límite salarial

vuelve a tener problemas físicos. Por segundo partido consecutivo el base de los no pudo terminar en la pista debido a los dolores que arrastra a consecuencia de un golpe en la rodilla.



El canadiense se retiró al descanso del choque que jugaron el martes Lakers y en el Staples Center tras disputar casi 17 minutos en los que logró 2 puntos y 2 asistencias.

Nash se golpeó en la rodilla contra el pasado domingo en una zona muy cercana en la que sufrió una fractura la pasada temporada, hecho que le impidió finalizar el encuentro ante Chicago .

Debido al golpe sufrido ante Hinrich, Nash ha tenido dolores en la espalda y en los isquiotibiales.

Mike D’Antoni reconoció que ayer Nash quería volver a jugar tras el descanso, pero su estado le impedía seguir formando parte del equipo. “No quería salir, pero no podía continuar”, declaró D’Antoni.

10 partidos jugados, una cifra muy importante

Con el partido de anoche, Nash ya ha disputado 10 partidos esta temporada, una cifra importante para Los Angeles Lakers.

Al haber jugado su décimo encuentro durante la presente campaña, la nómina de Nash no dejaría de contar para el límite salarial de los Lakers hasta que no hubiese pasado un año desde su último partido en el caso de que hubiera de retirarse debido a problemas físicos.

Esa suposición, descartada por el propio Nash ya que ha afirmado no estar pensando en la retirada, significaría que el salario de Nash contaría en las cuentas de los Lakers como mínimo hasta febrero de 2015.

De haber disputado nueve partidos o menos y hubiese sido autorizado por médicos de la NBA a retirarse debido a los percances físicos que presenta, su salario hubiera dejado de contar para el límite salarial un año después de su último partido disputado la temporada anterior, lo que ocurrió en abril de 2013. Esto hubiese permitido a los Lakers disponer de aún más espacio salarial para el mercado de fichajes del verano de 2014.

En cualquiera de los dos casos, retirada o seguir jugando, Nash percibiría su ficha de forma íntegra. Los Lakers deberán abonar a Nash 9,3 millones de dólares esta temporada y 9,7 la próxima.