LeBron a un compañero: “Estate preparado o te romperé la nariz”

La legislatura —exactamente cuatro años— de en los acaba de comenzar y si alguien pensaba que por no ser máximo candidato al título de campeón el ’23’ planea un año sabático, no conoce un ápice al genio criado en Akron.

El propio LeBron ha restado presión a la candidatura de sus Lakers para hacerse con el campeonato. “Como equipo joven que somos, tenemos que seguir siendo mejores cada día”, alegó James y pudo recoger Remi Reverchon (BeIN Sports). Y a la pregunta de si consideraba a sus Lakers como parte de la lista de aspirantes al título, LeBron básicamente negó tal posibilidad.

“Hay muchos candidatos, pero solo puede haber un campeón. Esos son los Golden State Warriors. Pero al mismo tiempo tienes a Houston Rockets, que son muy buenos, a Oklahoma City, Boston Celtics, Philadelphia 76ers, Toronto Raptors. Todos son candidatos”, añadió James, en una maniobra para restar presión en su propia plaza y, al mismo tiempo, barrerla hacia otras latitudes.

La realidad es que sus Lakers no resultan primeros ni segundos ni terceros candidatos al anillo pero no por eso está de vacaciones en Los Angeles. Prueba de ello es una información rescatada por el periodista Harrison Faigen (SB Nation) con origen en ESPN,por la que, según Rob Pelinka (general manager de los Lakers) James habría puesto las pilas —en nivel semidios— a uno de sus nuevos compañeros.

“Había un contraataque. LeBron hizo un pase desde mitad de cancha como con un giro de 360 en el aire, e hizo el pase por la espalda para dejar a un compañero solo bajo el aro. El compañero perdió el balón tras un pase que no esperaba de LeBron, lo que les llevó a tener una conversación cuando bajaban a defender. James le dijo: ‘Tío, ¿te gusta tu nariz? El jugador dijo que sí, a lo que James respondió: ‘Bueno, pues ten las manos preparadas o si no te voy a romper la nariz’. Ese nivel competitivo nos eleva a todos nosotros”, translucía el citado Faigen de acuerdo a la versión que Rob Pelinka había lanzado en una tertulia radiofónica.

El nombre del adoctrinado

No trascendió el nombre del compañero al que LeBron consideró ser objeto de una de sus fuertes motivaciones —al estilo que Kobe Bryant ‘jugaba’ con los jóvenes—; lo que sí está claro es que el carácter ganador de James no se apagará ni cuando sea un anciano de 80 años.

LeBron ha llegado para ser parte de la transición de los Lakers a, de nuevo una franquicia ganadora, pero también para ofrecer desde ya mismo una realidad ganadora y competitiva, al tiempo que instaura la cultura de ganar campeonatos. Él es el líder supremo y posee una importante camada a la que aleccionar.

Pelinka y las aspiraciones

Rob Pelinka ya manifestó en ESPN Los Angeles hace un par de días que quien espere un largo proceso puente en lakerland se equivoca.

“Solo hay un objetivo y ya hemos hablado de eso: queremos ganar el campeonato, y vamos a jugar para eso ya este año”. Palabra de general manager que ya aplica LeBron James en cada práctica con sus nuevos escuderos.