LeBron James compara las Finales con una partida de ajedrez


Solo una victoria separa a Los Angeles Lakers del 17º campeonato de su historia. A su vez, sería el cuarto en la extensa y prolífica carrera de LeBron James. El cuatro veces MVP de la temporada liquidó a los Heat en una segunda mitad superlativa que sirvió, además, para presentar su firme candidatura para el premio al mejor jugador de las Finales. Una eliminatoria que comparó con otra disciplina que, aparentemente, poco o nada tiene que ver con el baloncesto.

“Está siendo una partida de ajedrez”, explicó el de Akron según el Washington Post. “La concentración y tener la mente a un nivel alto de trabajo es mucho más importante que el aspecto físico. Poder pensar en el juego, ver los ajustes y adelantar jugadas antes de que parezcan posible es la mejor parte.”

Uno de los factores más importantes de la serie está siendo la batalla de planteamientos, sistemas, cambios y constantes ajustes protagonizados por dos genios del banquillo como Erik Spoelstra y Frank Vogel, a quienes hacen referencia estas declaraciones. Hasta el momento, la pizarra del segundo ha devuelto mejores resultados, favorecido por el empuje de su dúo estelar y los problemas físicos de los pupilos del primero.

Los de Florida no fueron capaces de contener al alero de los Lakers tras el descanso. LeBron finalizó el encuentro con unos guarismos de 28 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias en 39 minutos de acción. Anthony Davis le acompañó con 22 puntos y 9 rebotes.

Unas Finales de la NBA no suponen, ni mucho menos, un escenario desconocido para James, quien ha participado en nueve de las últimas diez eliminatorias finales por el título, ocho consecutivas entre 2011 y 2018. El saldo general se reduce a un total de tres anillos (dos con Miami y uno con los Cavaliers) y seis dolorosas derrotas. Ahora, solo un triunfo le separan de un nuevo entorchado en su tercer destino en la NBA. Pese a lo favorable de la situación, el alero no quiere saber nada de excesos de confianza ni celebraciones prematuras.

“El trabajo no está terminado. Ahora tenemos la oportunidad de descansar físicamente gracias a que tenemos un día más de descanso, pero tenemos que mantener nuestras mentes centradas. Tenemos que entrenar como si tuviésemos partido al día siguiente. Voy a seguir ejercitándome como si así fuera y voy a seguir con problemas para dormir por las noches. Estoy deseando que llegue el próximo encuentro” concluyó.

El tablero devuelve ahora jaque en contra de Miami. Erik Spoelstra tendrá que meditar profundamente su próximo movimiento si no quiere que su última pieza sea devorado por el Rey de los Lakers.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.