LeBron James confía en remontar la serie ante los Spurs y mejorar su propio juego

El tercer encuentro de las Finales no fue ni mucho menos un sueño para . Ya no sólo por la abultada derrota, sino también a título personal. Para afrontar el Game 4, el alero de Miami ha prometido que eso no puede volver a suceder si quiere tener posibilidades de llevarse el anillo para casa.



“Jugué fatal. Asumo toda la responsabilidad de la actuación del equipo”, dijo LeBron. “Tal y como fue de oscura esa noche, ya no puede volver a serlo así, especialmente para mí. Así que garantizo seguro que estaré mejor mañana [hoy]. Tengo que hacer lo que sea. Hay que averiguar la forma en la que tener más influencia en el ataque. Como líder, no puedo permitirme actuar así y esperar que ganemos como visitantes. Así de simple. Pongo toda la presión sobre mi espalda para poder dar un paso hacia delante por el equipo. Así funciona”.

James también reconoció que el esquema defensivo de los es mucho más complicado de lo que parece, y eso le ha minado. Pero ha insistido que, para contrarrestar esa situación, debe ser más agresivo en la ofensiva, atacando más que esperando a que se produzca alguna abertura en su defensa. “Hay que mover más la pelota, estar acertado en ataque desde el principio. Están haciendo un buen trabajo cuando trato de hacer el pick and roll, tienen un hombre grande que me frena y otro que guarda la posición. Si cojo la bola en transición y me enfrento a un defensor solo, puedo romper su defensa“, analizaba James.

Ante este tema, ha querido matizar que “nuestra defensa no es sólo sobre LeBron. Hay que mantener la atención sobre él, pero estamos defendiendo a otras personas con la misma defensa de equipo que la que usamos con LeBron. Esto no cambia con cada individuo que entra en la cancha. El equipo D es el equipo D“.