LeBron James descubre la fuente de la eterna juventud

En la NBA —y en la vida— cuando uno suma otra unidad a los decimales, las cosas suelen cambiar. anotará 32 años en su casillero en el día de mañana, uno más mentalmente, y se podría decir que uno menos a nivel físico, pero eso sería aventurarse demasiado con el genio de Akron.

En vísperas de su cumpleaños, los Celtics tendrán que pasar por encima de The King y los esta madrugada, si es que pretenden llevarse la victoria del Quicken Loans Arena. El 12 veces All-Star, quiso pronunciarse esta mañana durante el entrenamiento sobre como mantener la regularidad tras 14 temporadas en la liga.

“No sé, debe ser por el vino, me hago mejor con los años”, dijo LeBron entre risas a los reporteros de CSNNE.com, y señaló que se siente “genial, estoy teniendo en cuanto a estadísticas una de mis mejores temporadas, y solo pienso en seguir adelante”.

Los números de esta temporada

Este curso, el alero promedia 25,5 puntos por partido, un ligero incremento respecto a sus dos últimas temporadas (25,3). Sus 8,6 asistencias igualan el mejor balance de su carrera, logrado en 2010, y en cuanto a rebotes, James suma 7,9 por encuentro, solo un punto por debajo del mejor de su trayectoria deportiva.

“Solo vive, sigue viviendo. Yo lo hago de la forma correcta. Todo le va bien a mis seres queridos y a aquellos que me apoyan. No tengo nada más que pedir”, señaló el jugador.

Distinto de Jordan

Lebron también se pronunció en cuanto a la comparación con , ya que la temporada 95-96 —cuando el de los Bulls sumó 32 años— fue la última en la que promedió más de 30 puntos. “No, ni siquiera he pensado en ello, nuestros tipo de juego es muy diferente. Él era alguien capaz de anotar desde cualquier lugar, pero nuestros cuerpos son diferentes, los estilos también; ambos dominamos pero de formas diferentes”, explicó el small-foward.

¿Y en cuanto a sus tiros en fadeaway?

Nuestros lanzamientos eran diferentes. El se elevaba mucho más en su fadeaway que yo, concluyó LeBron.

Efectivamente, estilos distintos, dones diferentes, físicos nada parecidos, pero, sin embargo, dos de los mejores jugadores de siempre.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

George Karl, sorprendido por las reacciones a su libro

Los Celtics quieren a Jaylen Brown en el concurso de mates

Siguiente