LeBron James dirige la paliza de Miami a los Knicks

108 – 82

Con máscara o sin ella, es mucho .



El alero de los Heat jugó el jueves con una máscara protectora negra, hecho que no le impidió ser el mejor del partido gracias a sus 31 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias. James** encestó 13 de sus 19 tiros** y confirmó que jugará con la máscara al menos dos semanas más.

“No me gusta, pero he conseguido que me funcione”, dijo el ‘6’ de los Heat tras el encuentro ante New York.

volvió a dar muestras de una tremenda efectividad y anotó 23 puntos con 10 de 13 en tiros de campo. Norris Cole, Mario Chalmers y Ray Allen finalizaron con 11 puntos cada uno.

Por New York el máximo anotador fue con 29 puntos, aunque quedó prácticamente inédito en la segunda mitad al no poder sumar puntos en los últimos 20 minutos del encuentro.

Los Knicks se hundieron a partir de mitad del tercer cuarto, cuando apenas pudieron convertir una canasta en los últimos ocho minutos del periodo y los Heat aprovecharon para sentenciar el partido.

Dos caminos diferentes

Desde que comenzó la pasada temporada, los Knicks tienen un récord positivo contra Miami al haber ganado cuatro de sus siete enfrentamientos, pero el camino de ambos equipos es muy diferente.

Los Heat cosecharon anoche su sexta victoria seguida, lo que les vale para cerrar el mes de febrero con un balance de 9–1, a solo dos partidos de diferencia de Indiana Pacers en la cabeza del Este.

Por contra, los Knicks encajaron el que es su cuarto tropiezo seguido, resultado que les deja con un desmoralizador 2–10 en febrero y 21–37 en la temporada, a cinco partidos y medio de los puestos de Playoffs.