LeBron y los Cavs ahondan en la herida de Memphis


Undécima victoria seguida para Cleveland; undécima derrota consecutiva para los Grizzlies. Someramente, este puede ser el resumen de una noche donde los de Tyronn Lue prolongaron su racha de victorias mientras que Memphis prosigue con su particular calvario.

La victoria de los Cavaliers (116-111) se cimentó, cómo no, otra vez en LeBron James. Nuevo doble-doble para él líder del equipo, con 34 puntos y 12 asistencias. A estas alturas de temporada, quizá lo único que pudiera preocupar de las prestaciones de James es las altas minutadas que noche si y noche también juega. Ayer, 39 minutos, esenciales los últimos principalmente, porque LeBron fue el responsable de anotar los 13 puntos finales de los Cavs.  Un monólogo de 7 minutos que empezó James con una asistencia a Love para el 103-96. Desde ahí y hasta la conclusión del encuentro, sólo El Rey anotó para los de Ohio.

Y otra velada más, Kevin Love, 20 tantos y 11 capturas, y Dwyane Wade, 16 créditos anotadores desde el banquillo, volvieron a ser los perfectos escuderos. Por cierto que a Wade el propio LeBron le ha colocado como uno de los claros candidatos al premio de Mejor Sexto Hombre del Año.

¿Y Memphis?

No del todo mal en el sentido de que sostuvieron el partido y al rival, que estando en la posición y en la situación que están no es poco. Llegaron a vencer por 12 puntos, se llevaron tres de los cuatro cuartos en liza y un triple de Dillon Brooks puso el empate a 109 a falta de dos minutos. En una noche donde Marc Gasol, con 27 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias, 3 robos y 2 tapones y el suplente Tyreke Evans, 31 tantos y 12 pases de canasta fueron los mejores de los suyos, terminó por aparecer LeBron, otra vez. Y otra victoria para Cleveland. Y otra derrota para Memphis. Los Cavaliers, por cierto, ya son segundos del Este.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.