LeBron sigue fiel a sus principios: Pope tenía mejor tiro

Orlando se ha convertido en la bestia negra de los esta temporada. Anoche, en la jornada dominical de la NBA, el conjunto de Florida ganó por 104 a 108 en el Staples Center. Dos partidos entre ambos equipos, dos victorias para Orlando. No se volverán a ver las caras este curso salvo que se enfrenten en las Finales de la NBA —¿se puede afirmar que es un caso imposible?—, por lo que no habrá ocasión de revancha para los angelinos hasta al menos dentro de 11 meses.

El encuentro pasó por varias fases de control. El primer cuarto fue para los locales, pero el segundo y el tercero fueron de dominio visitante como un parcial de 67 a 42 en esos 24 minutos. Los Lakers lucharon para remontar una desventaja que llegó a ser de 16 tantos en el tercer periodo y en el minuto 45 el marcador reflejaba un empate a 104, pero a partir de entonces a los hombres de se les hizo de noche y no consiguieron volver a anotar en los 2:24 minutos finales. Cuatro intentos de triple —dos de , uno de Kyle Kuzma, uno de LeBron—, cuatro fallos.

Aún así, el análisis de dos de los hombres más importantes de la franquicia, Luke Walton y , no están centrados en los errores puntuales de lanzamiento ocurridos en ese espacio de tiempo. “Por supuesto que aceptamos esos fallos. KCP es uno de nuestros mejores tiradores, LeBron es uno de los mejores finalizadores que este deporte ha visto”, dijo Walton. “Ese no es el motivo por el que perdimos el partido, por esos fallos. Si los metes puedes encontrar un modo de recuperar el partido, pero fue por el segundo y tercer cuarto por lo que perdimos”.

Tras desperdiciar 24 balones el viernes contra Utah Jazz y aún así lograr la victoria, los Lakers malgastaron esta vez 18 posesiones ante Orlando, un número demasiado elevado como para ser aceptable. La ausencia de Rajon Rondo y pases precipitados lastran la circulación del equipo, anotando a un ritmo inferior en los últimos choques.

“Tenemos que volver a tener cuidado con el balón”, añadió Walton. “Tenemos que volver a nuestros pases. Cuanto menos pasemos la bola más la vamos a perder y no debería ser así. Vamos a tratar de mejorar esto para el futuro”.

El ‘estilo LeBron’

Restando 20 segundos los Lakers tenían posesión y ya iban perdiendo 104 a 106, momento en el que James optó por pasar a Caldwell-Pope en lugar de intentar una canasta por su cuenta. Este tipo de decisiones de LeBron se han repetido en diversas ocasiones en su carrera de acuerdo a su estilo de juego y por las que el alero ha obtenido resultados de todo tipo.

“Siempre puedo tener una ocasión de tirar”, explicó LeBron James. “Eso no lo dudo, pero cuando atraes tanta atención en defensa lo que ocurre es que yo tenía un buen tiro, pero él tenía un gran tiro. Y asumes el resultado que ocurra”.

Caldwell-Pope finalizó con 5 puntos y 1 de 4 en triples, pero en la jugada anterior James se había jugado un triple sin éxito y su efectividad desde el arco —2 de 7— no estaba siendo mucho mejor que la de su compañero. James sumó 24 puntos, 7 asistencias y 4 rebotes para ser el máximo anotador de los Lakers. Kyle Kuzma (21 puntos) y Brandon Ingram (17) se combinaron para un 14 de 29 en tiros de campo, mientras que Lonzo Ball aportó 9 puntos y 10 rebotes y Lance Stephenson 13 puntos con 4 de 6 en triples.

9 partidos, 2 derrotas… contra Orlando

Los Lakers se quedan con un balance de 11-8, válido para ser séptimo del Oeste a dos partidos de distancia del líder, los Clippers, pero con apenas partido y medio de ventaja sobre el 12º de la conferencia. En los últimos nueve encuentros los Lakers han ganado siete y han perdido dos, ambos contra los Magic.

Vucevic, imparable

Si en el primer encuentro que disputaron Lakers y Magic D.J. Augustin pareció un All-Star, en este partido el turno fue para . El pívot montenegrino tuvo una noche para el recuerdo logrando sacar provecho de muchas jugadas en las que hizo que el ataque fuese más eficiente al pasar por sus manos. 31 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y 3 tapones con 10 de 20 en tiros de campo y 3 de 8 en triples fue la línea firmada por Vucevic.

(Fotografía de portada de Kevork Djansezian/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Un 10 para el lema de Ricky Rubio

Tercera victoria consecutiva de los Knicks

Siguiente