Lillard sigue de dulce: primer triple-doble y victoria ante Houston


El nivel de Damian Lillard en los últimos partidos empieza a rozar lo ridículo. Tras promediar 52,7 puntos en los tres encuentros que disputó la semana pasada, el base no parece haberse cansado de firmar actuaciones descomunales, y ha aprovechado la visita de los Rockets al Moda Center para lograr el primer triple-doble de su carrera. Con 36 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes, el de los Blazers volvió a evidenciar que vive un momento de forma magnífico, y lo que es más importante, fue el principal artífice de la victoria de los suyos por 125-112.

Pero no solo hablamos de números, pues los porcentajes de acierto de Dame volvieron a ser brillantes. 11 de sus 21 tiros acabaron en canasta, incluido un 6/12 en triples, convirtiendo a este en su cuarto choque consecutivo con al menos un 50% de acierto en el tiro de tres lanzando 12 o más veces, un dato de acierto que parece propio de la mejor versión de Stephen Curry. Como contrapunto negativo habría que hablar de las pérdidas, ya que acumuló un total de 8, igualando la peor marca de su carrera.

Con este, ya son seis encuentros consecutivos para el base con al menos 30 puntos en su casillero, una racha que ningún otro jugador de Portland había firmado en la historia de la franquicia. Esto demuestra aun más si cabe el inmenso mérito de las últimas actuaciones de un jugador que parece decidido a cargar a los suyos contra viento y marea hacia la lucha por el octavo puesto, una posición que, con su actual balance de 21-27, los Blazers tienen a tres partidos de distancia.

Esta vez su mejor socio fue C.J. McCollum, quien anotó 22 puntos, uno más que Trevor Ariza, cuya producción anotadora desde su llegada a Oregón poco o nada tiene que ver con sus números de Sacramento. Por su parte, Hassan Whiteside terminó con 15 tantos, 10 rebotes y 5 tapones, y protagonizó el susto de la noche cuando tuvo que poner rumbo a vestuarios en los primeros minutos, aunque la cosa no pasó de ahí. Todo esto permitió a los locales vivir una segunda parte de lo más plácida, en la que fueron ganando por hasta 20 puntos y en la que prácticamente en ningún momento vieron amenazado su liderato.

Harden vuelve… pero no

Tras dos encuentros de ausencia, Mike D’Antoni pudo contar de nuevo con James Harden, cuya vuelta no fue ni mucho menos idílica. El escolta, que ya estaba pasando por una mala racha antes de este parón, volvió a moverse en números muy alejados de sus promedios, y no pudo pasar de los 18 puntos tras anotar solo 5 de sus 18 tiros a canasta. Ante esta tesitura, Russell Westbrook volvió a ejercer de líder de los texanos, y fue el mejor de forma clara tras terminar con 39 tantos, 10 rebotes y 6 asistencias.

Con todo, Harden no fue el único al que le costó desplegar su mejor versión. Eric Gordon, que venía de anotar 50 puntos en el que fue posiblemente el mejor partido de su carrera, se quedó en 8; mientras que Clint Capela apenas pudo anotar dos tantos y sus 17 minutos en pista se saldaron con un -15 para Houston. Fueron Ben McLemore y Austin Rivers con 17 puntos cada uno los encargados de mantener a los suyos con algo de vida, aunque su aportación fue insuficiente para poder dar alguna opción de victoria a los suyos.

La derrota deja a los Rockets en la sexta plaza, empatados con los Mavericks (29-18) por la quinta pero no muy lejos de OKC, que sigue en claro ascenso. Parece que se va definiendo cuál será la lucha de cada equipo en el Oeste y la de los texanos no es precisamente la que esperaban, aunque aún tienen tiempo suficiente como para salir de este pequeño bache y volver a aspirar a ser cabezas de serie.

(Fotografía de portada: Ronald Martínez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.