Lillard triunfa en la noche de NOLA a pesar del triple-doble de Holiday


Partidazo de verdad en New Orleans, con dos de los planteles más fuertes del Oeste, y ya es decir, frente a frente. Ganaron a domicilio los Blazers a los Pelicans merced a otra memorable actuación de su hombre, Damian Lillard (103-107). El jugador franquicia de Portland firmó 41 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias y 4 robos para dejar sin efecto los 36 puntos, 14 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 6 tapones de Anthony Davis y los 21 tantos, 11 capturas, 11 asistencias y 2 tapones de Jrue Holiday.

Último cuarto primoroso

En un duelo bastante parejo, donde la máxima diferencia fue de 11 puntos para los Pelicans y donde los Blazers solo llegaron a mandar por 5 tantos, la distancia la puso uno de los jugadores más en forma de toda la liga ahora mismo. Lillard entró en el último cuarto con sus Blazers 71-75 en el marcador. Y lo que hizo fue registrar a inicios de ese último round un impoluto 6/6 en tiros de campo, incluido un 2/2 en triples que volvió a dar la delantera a los de Oregón, quienes casi no se acordaban de lo que era ir por encima de su rival en el encuentro.

Davis, torcedura de tobillo y explosión posterior

Las prestaciones de Lillard, quien redondeó la jornada siendo padre y por tanto se perderá el partido de hoy en Memphis al volar hacia casi para asistir a tan preciado momento,  sirvieron para lanzar a los Blazers hacia ese deseo de asegurar la tercera plaza de Oeste, algo cada vez más cercano. Y lo consiguieron con un triunfo de quilates y a pesar de que en el otro lado de la pista estaba Davis dispuesto a hacer todo lo posible para impedirlo… incluso lesionado. Mediado el tercer cuarto, La Ceja se torció el tobillo derecho, lo que en lugar de minarle su rendimiento le envalentonó. Desde ese percance físico Davis hizo 22 de los 36 tantos con los que terminó el duelo. Insuficientes para la victoria de NOLA, pero ilustrativos de la clase de jugador ante el que nos encontramos.

Los Blazers, tras esta séptima victoria seguida fuera de casa, son terceros del Oeste con 46-28 y 2,5 victorias de diferencia sobre el cuarto, Oklahoma. Los Pelicans, quintos de la misma conferencia con 43-32 y 2,5 triunfos de margen sobre los novenos, los Clippers.

Holiday, tercer triple-doble

Otro que no pudo celebrar el triunfo de los Pelicans fue un Jrue Holiday inconmensurable, tanto en ataque como en defensa, incluidos dos tapones mordaces en la segunda mitad que ilustran su agresividad, bien entendida, y lo metido que se encuentra en la dinámica de los de Alvin Gentry. Holiday, decíamos, acabó con 21 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, lo que le hace igualar su récord de rebotes como profesional y lo que es más importante en el plano estadístico, le permite alcanzar su tercer triple-doble en la NBA, el primero desde enero de 2013.

Los Pelicans hacen historia con el triple-doble

Según apunta EliasSports, los Pelicans son el segundo equipo en toda la historia de la NBA en tener cuatro o más jugadores que hayan producido un triple-doble. En ese curso hablamos de Holiday (1), de Davis (1) de Rajon Rondo (2) y de DeMarcus Cousins (6). Antes,únicamente los Lakers lo habían conseguido. Fue en la temporada 1973-74 y también cuatro jugadores: Elmore Smith (6), Jerry West (1), Connie Hawkins (1) y Jim Price (1)

 


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.