Lillard y Westbrook, sin problemas fuera de la pista

ha protagonizado la que es por ahora mejor actuación individual de los actuales playoffs. Con 50 puntos y un triple desde más de 10 metros para ganar sobre la bocina el partido decisivo, el base de Portland Trail Blazers no ha parado de recibir elogios; algo que se ha visto apremiado por el hecho de haber superado con claridad en el duelo individual a .

Siendo las respectivas estrellas de sus conjuntos y jugando en la misma posición, gran parte del espectáculo se ha centrado en como la rivalidad entre ambos se alimentaba minuto a minuto, partido a partido. No han faltado momentos tensos y alguna que otra mirada desafiante, algo que de cara al futuro puede depararnos nuevas e interesantes batallas entre ellos; eso sí, solo se darán dentro de la cancha.

Lejos de convertir lo vivido durante cinco partidos en algo que se extienda más allá de los muros del pabellón, Lillard ha explicado en The Dan Patrick Show que mantiene una buena relación con Westbrook lejos de la pista, y que cualquier cosa que haya podido ocurrir o interpretarse mal por parte de la prensa o aficionados, no significa nada.

“Ahora que la seria ha terminado, es gracioso para mí ver que la gente quisiera convertirlo en algo feo entre nosotros. Russ y yo estamos muy tranquilos fuera de la cancha. Pero cuando estaos en ella ninguno espera contemplación alguna del otro. No hay aversión. Solo digo la verdad. En la cancha ambos hablaremos basura, pero no supone enfado alguno. Todo el mundo está intentando convertirlo en que no nos gustamos mútuamente cuando realmente estamos genial. Ahora que la seria ha terminado, quiero dejarlo claro”, señala.

La NBA actual, alimentada igualmente por estas rivalidades que surgen entre jugadores o equipo, poco tiene que ver con aquella en la que la animadversión entre dos bandos superaba los límites de la pista. Ahora existe una camaradería que lleva a muchos jugadores a tenerse un respeto que trasciende lo que ocurra durante un partido. Lillard puede apretar los dientes hasta el límite contra Westbrook, pero en cuanto abandona el pabellón todo eso queda olvidado.

(Fotografía de Cooper Neill/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



AVISO

Si no te cargan los comentarios refresca la página de nuevo hasta que te carguen. Disqus ha hecho cambios en el código y Marfeel, la plataforma que gestiona la versión móvil de nbamaniacs, no ha implementado aún sus cambios para que funcione a la primera. No depende de nbamaniacs, pero estamos apretando para que lo solucionen. Sentimos las molestias.
Anterior

Cleveland pudo traspasar a Irving por Paul George

Los 50 puntos de Kevin Durant acaban con los sueños de los Clippers

Siguiente