Lío entre Lowry y Simmons, que se citaron en los vestuarios

Segundo traspiés consecutivo para unos Toronto  —el primero puede no contar, pues fue ante Warriors—, que deceleran en la cima de la Conferencia Este. Fueron los Philadelphia quienes avivaron la todavía tímida hemorragia canadiense, con victoria en un encuentro marcado por la igualdad final (117-111).

Los Sixers parecían tener controlado el partido antes del último acto ya que llegaron a ir por encima gracias a diferencias de hasta 17 puntos, no obstante Toronto remontó hasta poner emoción a las gotas finales. Los minutos decisivos, de hecho, tuvieron hasta morbo excesivo con el enfrentamiento verbal entre y . Ambos jugadores se encararon en un momento del último cuarto tras un desencuentro y terminaron expulsados por sendas técnicas.

Hasta ahí todo normal. Lo que ocurrió después fue lo que desmarcó el momento de la rutina de cualquier envite subido de revoluciones. Picados por su ‘careo’ (ya la expulsión bajo el brazo), Simmons instó a Lowry a continuar su intercambio de diferencias bajo las tripas del Wells Fargo Center. Lowry aceptó el desafío y hasta aceleró la marcha a vestuarios para poder encontrarse, se entiende, con su compañero de expulsión.

“No pasó nada”

Según pudo hacerse eco el periodista John Johnson minutos más tarde de las expulsiones, pudo haber algún tipo de altercado entre Simmons y Lowry con los pasillos del pabellón como testigos presenciales. El alero de los Sixers, no obstante, negó cualquier enfrentamiento al final del choque.

“No pasó nada”, se limitó a comentar Simmons, cuyo equipo, los 76ers, se coloca con un récord de 20-20 y a dos encuentros por detrás de los Pistons, que ahora mismo marcan la frontera de los puestos de playoffs en el octavo lugar.

El periodista Olgun Uluc, de Fox Sports Australia, agregó que Lowry trató de ir en busca de Simmons tras abandonar la pista, pero que no hubo encuentro dado que el alero australiano se fue directo al vestuario.

Simmons admitió, además, que palpa, como en el caso de Lowry, que algunos jugadores veteranos tratan de marcar territorio ante él, un novato. Y añadió que no va a dejarse intimidar en tales situaciones.

Por lo demás, los Raptors pagaron su falta de acierto en los tiros (38 de 95 en tiros totales) y Joel Embiid se despachó a gusto con 34 puntos y 11 rebotes.

Victoria para los 76ers ante Toronto con invitación a bailar bajo la lluvia entre Simmons y Lowry.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Triunfo en Brooklyn de los Knicks con 26 puntos de Porzingis

Lauri Markkanen, más rápido de la historia en hacer 100 triples

Siguiente