Lío en el Toronto-Miami: Ibaka y Johnson, Dragic y DeRozan llegan a las manos

Una canasta de a falta de tres décimas, tras una penetración lateral después de recibir de saque de banda de , selló la conquista de Miami, que tomó Toronto y se apuntó una valiosa victoria contra los Raptors (89-90). Esa acción fue la guinda de un duelo que fue eso, un duelo en su máxima expresión, toda vez que varios jugadores de ambos equipos llegaron a las manos.

En un choque igualado hasta la extenuación, camino de la mitad del tercer cuarto, y fueron los primeros en llegar a las manos. Atacaban los locales pero antes de que pusieran en juego la pelota los canadienses, ambos jugadores ya habían intercambiado algunos golpes, con el puñetazo de Johnson sobre Ibaka como el punto fuerte de la riña. Ambos fueron expulsados del partido. No es la primera vez que Ibaka se ve involucrado en una acción de este tipo. El interior suma cinco expulsiones en su carrera y tuvo en marzo de 2017 una pelea, más dura, con Robin Lopez, donde también intervinieron los puños.

Dragic y De Rozan

Su pelea fue al final de la velada. Antes de que sonara la bocina, antes de la canasta demoledora para Toronto de Ellington, Dragic había puesto por delante a los suyos a falta 19 segundos con una penetración hacia el aro (87-88). Fue el inicio de la particular batalla final que sostendría con DeMar DeRozan, quien contestó a esa acción con acierto… tras fallo. DeRozan buscó en los últimos diez segundos una penetración, que erró, pero cogió su propio rebote para situar el 89-88. Podría haber sido el triunfo para los canadienses, pero asomó Elligton, que dejó clavado a Pascal Siakam para dar la gloria a los suyos.

Con Miami victorioso sobre el parqué del Air Canada Centre, Dragic y DeRozan prolongaron sus diferencias. Tras cruzar pareceres, DeRozan le lanzó un puñetazo, sin mucha intensidad, a Dragic. La historia terminó ahí.

Miami obtiene su quinta victoria seguida y sigue firme en su lucha con los Wizards por la cuarta plaza del Este, ambos con 23-17. Para Toronto, la derrota no le mueve del segundo puesto del Este, pero da la posibilidad a los Cavaliers de acercarse. Los Raptors, 28-11, siguen teniendo el tercer mejor balance de toda la liga, empatados con los Rockets y únicamente superados por Warriors y Celtics.