Lonzo Ball pone énfasis en mejorar su físico

es mucho más que marketing. El nuevo base de los , en quien se tienen puestas gran parte de las esperanzas de futuro de la franquicia, brilló llevando a los angelinos al título de la Summer League. Fue un buen preámbulo, pero quiere más. A la espera de hacer su debut oficial, Ball pasa los días entrenando en el gimnasio, donde se prepara para dar desde el primer día su mejor versión.

“Estoy trabajando mucho la fuerza, ya que voy a jugar todas las noches contra hombres”, explica a NBCSports respecto a lo que será dar el salto desde el baloncesto universitario a la NBA.

Gracias a ese diligente trabajo, Ball ha tenido la oportunidad de coincidir con Brandon Ingram y Kentavious Caldwell-Pope, para quienes no tiene mas que buenas palabras.

“Brandon trabaja todos los días muy duro. No sabía que fuese tan hablador. Definitivamente aprecio todo lo que hace por el equipo. Estamos conociéndonos cada vez más”, señala antes de pasar a Caldwell-Pope, de quien destaca su capacidad para rendir a gran nivel “a ambos lados de la cancha”.

Rapidez antes de lucimiento

Ball tiene claro que Luke Walton quiere desplegar un juego veloz y que él puede ser quien lo interprete sobre la pista. “Desde que era pequeño mi padre me enseñó que el balón siempre corre más que una persona. Quiero decir que no creo que sea necesario driblar cuando puedes pasarla rápido para lograr una canasta fácil”, asegura.