Los 44 puntos de Morant no son suficientes para ganar a los Spurs


Los San Antonio Spurs arrancaron el curso con buen pie tras imponerse a los Memphis Grizzlies por 119-131 en el primer encuentro oficial de ambos equipos en la temporada 2020-21. El cuadro texano, del que es difícil saber exactamente qué esperar este año, dominó prácticamente de principio a fin a uno de los proyectos que más expectativas despiertan, demostrando que siguen siendo una plantilla con recursos y, aunque lejos de sus mejores años como franquicia, están capacitados para dar guerra.

Su victoria se cimentó en un gran segundo cuarto, en que firmaron un parcial de 20-36 que les colocó en una posición de ventaja que ya no perderían. Los de Popovich midieron bien la distancia y los tiempos, y fueron capaces de mantener alejados a los de Tennessee e incluso ir poco a poco ampliando las distancias para evitar un susto en el tramo final que les complicase el triunfo. No obstante, para ello tuvieron que sobrevivir al inmenso talento e incansable ímpetu de Ja Morant.

Batiendo a Shaq

Y es que el base abrió la temporada a ritmo de récord. Con 44 puntos, el sophomore se convirtió en el jugador más joven de la historia en firmar 40 o más tantos en la noche inaugural, pues lo hizo con 21 años y 135 días de edad, 109 días menos de los que tenía Shaquille O’Neal la noche que anotó 42 puntos a los Heat en el primer partido de la temporada 93-94. Además, Ja logró también la mejor actuación de un jugador de los Grizzlies en el primer partido de temporada y la segunda anotación más alta de la historia de la franquicia, solo un punto por debajo del récord de Mike Miller.

Dejando la estadística a un lado, el base se encargó prácticamente en solitario de mantener a los suyos en partido. Pese a los 16 y 15 tantos que anotaron Dillon Brooks y Jonas Valanciunas respectivamente, Morant estuvo muy solo, pero a base de sumar una canasta tras otra logró dotar de una cierta emoción a un partido que en condiciones normales habría quedado sentenciado mucho antes. 34 de sus puntos llegaron en la segunda mitad, en la que forzó a los Spurs a no quitar el pie del acelerador si no querían complicarse un triunfo que tuvieron que trabajarse hasta el final.

En los texanos, por contra, los esfuerzos estuvieron más repartidos. DeMar DeRozan fue el líder del equipo con 28 tantos, pero le siguieron de cerca Dejounte Murray con 21 y LaMarcus Aldridge con 20. Además, Keldon Johnson y Lonnie Walker IV sumaron 16 puntos cada uno, redondeando una noche muy productiva y dando un primer paso firme en una temporada complicada por muchos factores.

(Fotografía de portada: Brett Carlsen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.