Los 47 puntos de Antetokounmpo no son suficientes para ganar a los Suns


Ni la versión más aplastante de Giannis Antetokounmpo permitió a los Bucks salir triunfantes de Arizona. Los de Milwaukee, que no han sido capaces de ganar en Phoenix en la era Budenholzer, vieron interrumpida su racha de cinco victorias consecutivas al caer por 125-124 ante los Suns, que vuelven a coger ritmo y a afianzarse en la zona noble del Oeste. El cuadro de Monty Williams ha ganado sus últimos cuatro partidos, lo que les mantiene en la cuarta plaza de la conferencia y les permite seguir marcándose como objetivo tener ventaja de campo en la primera ronda de playoff (si es que tal cosa existe este año).

Giannis brilla pero no decide

Con 47 puntos, Antetokounmpo firmó su mejor anotación de la temporada y fue indiscutiblemente el jugador de la noche gracias a su eficacia a la hora de atacar la pintura. El griego terminó con un 15/23 en el tiro (65,2%) y logró además sobreponerse a sus problemas en el tiro libre convirtiendo 17 de los 21 que intentó, lo que, sumado a sus 11 rebotes y 5 asistencias, le hizo ser enormemente productivo y llevar en volandas a los suyos durante muchos tramos del encuentro.

Sin embargo, cuando tuvo la oportunidad de poner el broche de oro a su actuación, no fue capaz de hacerlo. Tras un descomunal último cuarto en el que sumó 16 tantos, Giannis tuvo en sus manos el tiro que podría haber dado el triunfo a Milwaukee sobre la bocina, pero no logró culminar su noche con un game-winner que habría hecho de esta quizás la mejor actuación de su carrera.

El ala-pívot recibió en el perímetro con 2,8 segundos por delante, avanzó un par pasos hasta quedar a unos 6 metros del aro y probó suerte, pero su tiro rebotó en la canasta y salió despedido. Desde luego, dar al heleno un lanzamiento a dicha distancia no parece la opción más eficaz de cara a buscar una canasta ganadora, pero Budenholzer defendó su decisión: “Dar a Giannis un balón en cabecera con la pista abierta le permite tanto atacar el aro como lanzar. Creo que fue una buena situación”.

Antetokounmpo estuvo acompañado por Khris Middleton, que terminó con 18 puntos y 11 asistencias, y Bryn Forbes, que dio continuidad a su buen momento con 17 tantos. El ex de los Spurs fue titular por segunda noche consecutiva dada la baja de Jrue Holiday, ausente debido a los protocolos de seguridad de la NBA y cuya presencia podría haber ayudado a los suyos a contener al backcourt de Phoenix.

Una pareja de élite

Y es que, con 30 y 28 puntos respectivamente, Devin Booker y Chris Paul fueron una pesadilla para los de Wisconsin. Ambos comandaron a unos Suns que, pese a estar algo cortos de efectivos, fueron creciendo en el partido y que, aunque no se pusieron por delante hasta el cuarto periodo, no abandonaron la ventaja una vez que la tuvieron. CP3, con 10 tantos en el último cuarto, fue clave en este aspecto, volviendo a hacer gala de la capacidad resolutiva que le hizo tan codiciado en la offseason.

DeAndre Ayton, por su parte, terminó el choque con 17 puntos en su haber, seguido por los 15 de Mikal Bridges y los 14 de Frank Kaminsky, que hicieron que el quinteto inicial de Williams sumase 104 tantos. De esta forma, Phoenix sumó un triunfo de prestigio ante un equipo que empezaba a crecer, reforzando su autoridad y viéndose respaldados de cara a pensar en cosas importantes esta temporada.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.