Los 76ers presentan sus credenciales ante Boston

En el partido estrella de la multitudinaria segunda jornada del curso, los 76ers demostraron por qué se les presupone como uno de los grandes candidatos del Este y que están un peldaño por encima de los Celtics, a quienes vencieron por un resultado de 107-93.

El duelo siguió un guión muy igualado durante una primera mitad en la que brillaron las defensas y naufragó el acierto exterior —6 de 30 conjunto en tiros de tres puntos—. En el segundo, los locales intensificaron sus esfuerzos, dominaron el rebote e impusieron su autoridad de la mano de un sensacional Ben Simmons que rozó el triple-doble (24 puntos, 8 rebotes y 9 asistencias). El base australiano, quien sigue rehusando del triple, se mostró muy peligroso en las transiciones y atacó el aro con asiduidad, ya sea para anotar o encontrar al compañero liberado.

El quinteto inicial de Brett Brown aglomeró la ofensiva, anotando 87 de los 107 puntos del total del equipo, destacando los dobles-dobles de Joel Embiid (15 puntos y 13 rebotes) y Tobias Harris (15 puntos y 15 rebotes).

Por parte de los de Brad Stevens, un Gordon Hayward que recordó a aquella versión All-Star de los Jazz fue el máximo anotador, con 25 puntos, mientras que Jayson Tatum aportó 21 puntos y 10 rebotes.

Los atascos en ataque, punto a trabajar

La falta de rodaje es habitual en unos primeros partidos en los que los jugadores aún se encuentran en pleno proceso de asimilación de los nuevos sistemas a aplicar. Por ello, no es momento para sacar conclusiones definitivas pero si detalles a tener en cuenta.

Una de ellas, la más importante, ya se preveía con antelación, no solo desde la pretemporada, sino desde la propia confección de la plantilla. Los , huérfanos del lanzamiento de J.J.Redick y Jimmy Butler, no fueron capaces de hacer daño desde el perímetro —apenas un 24% de acierto al anotar 7 triples de 29 intentos— y sufrieron problemas puntuales de circulación de la bola y ocupación de espacios, llegando, por momentos, a colapsar la zona. Así, apelaron a la explosividad de Ben Simmons para hacer daño en el poste bajo y al juego en transición para generar anotación.

Esta saturación bajo los aros propuesta por los locales fue, sin embargo, el gran problema que no pudo resolver Brad Stevens. Los sumaron 21 capturas menos que su rival y se vieron obligados a forzar malos lanzamientos condicionados por la gran defensa colectiva de los 76ers.

El propio Horford cumplió la función de generador de juego en el poste que había realizado hasta ahora en Boston. De momento, Brad Stevens no ha encontrado un perfil capaz de sustituir al dominicano y los Enes Kanter, Robert Williams o Daniel Theis no se presentan como la solución eficaz del problema, al menos en este apartado.

Debut gris de Walker

Uno de los grandes atractivos del encuentro era ver en acción a las nuevas caras de ambas plantillas. Y, en Boston, todas las miradas estaban puestas en Kemba Walker, quien hizo las maletas desde Charlotte este verano.

El base estuvo muy errático en ataque, con una carta de lanzamiento que registró apenas 4 aciertos en los 18 tiros que intentó. El del Bronx sufrió ante las constantes marcas perimetrales de Josh Richardson y un Thybulle que empieza a extrapolar a la NBA su condición de Mejor Defensor de la NCAA. El cerrojo en la zona implantado por Horford y Embiid no permitió al base protagonizar sus habituales penetraciones a canasta, cerrando, así, una gris actuación.

“Se necesita tiempo para que un equipo juegue unido, mejoren y alcancen el ritmo necesario”, declaró el base tras el encuentro.

Stevens llama a la tranquilidad

El técnico de los Celtics también ofreció a los medios sus impresiones en la rueda de prensa post-partido, en la que quiso destacar la cara positiva de la imagen dada por su equipo.

“Le he dicho a los chicos que hemos hecho muchas cosas buenas. Hemos competido, aunque necesitamos canalizar mejor el juego ofensivo para ganar este tipo de partidos. Con Kemba y Tatum en el equipo disfrutaremos de muy buenas noches”, explicó el técnico.

(Fotografía de Drew Hallowell/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Primer multado de la temporada: 25.000 dólares a Beverley por lanzar el balón a la grada