Los 76ers profundizan en la crisis de San Antonio


Dinámicas y conclusiones completamente opuestas se escriben entre las líneas del encuentro disputado esta madrugada en el Wells Fargo Center. Por un lado, las de unos 76ers que recuperan sensaciones en el Este. En el otro extremo, unos Spurs que siguen en caída libre tras sufrir la octava derrota consecutiva (104-115) ante el equipo de Brett Brown.

Los 76ers exhibieron un juego mucho más coral que el de su rival e impusieron su hegemonía en el juego interior, donde ganaron la batalla por el rebote (51-32). Además, suman la quinta victoria en los cinco partidos en los que han logrado, al menos, 30 asistencias.

Hasta seis jugadores de Philly concluyeron el encuentro con dobles dígitos en anotación. Tobias Harris fue el máximo anotador de los suyos con 26 puntos, perfectamente nutrido y respaldado por el doble-doble de Joel Embiid (21 puntos y 14 rebotes) y el triple-doble de Ben Simmons (10 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias). Al Horford agregó 18 puntos y Korkmaz, 17.

Gregg Popovich, descontento con la defensa del equipo

La renta de siete puntos obtenida en el primer cuarto fue suficiente para mantener a raya a unos Spurs que fueron a remolque durante todo el encuentro antes de terminar de claudicar en el último cuarto. La defensa de los de Gregg Popovich no superó de nuevo la nota de corte y el rendimiento ofensivo no fue suficiente como para hacer mella en las líneas de la retaguardia rivales y revertir la situación. Un querer y no poder. DeMar DeRozan fue el máximo anotador del encuentro con 29 puntos, actuación escoltada por los 22 puntos de Rudy Gay y los 17 de LaMarcus Aldridge.

“Pienso que el esfuerzo fue bueno, pero hemos tenido un mal comienzo de nuevo”, declaró Popovich tras el partido. “Estamos tratando de no cometer tantos errores, principalmente en el lado defensivo, porque siempre nos ponen en una mala posición para poder competir. Estamos trabajando en eso”.

San Antonio no sufría una racha de ocho derrotas consecutivas desde noviembre de 1996, con el entrenador Bob Hill al mando del banquillo. El propio Popovich era el general manager del equipo por aquel entonces y despediría a Hill poco después, antes de dar comienzo a dos largas décadas de éxitos.

En sus 24 campañas en la franquicia, Popovich ha conquistado cinco títulos de la NBA y ha alcanzado los Playoffs durante 22 temporadas consecutivas, mientras compilaba un récord ganador en cada una de ellas. Y en tan solo 74 días a lo largo de dichas temporadas se ha ido a la cama con un balance negativo.

“Él es asombroso. Su competitividad es increíblemente admirable. Nada respeto más de Pop de todo lo que ha logrado que su capacidad para mantenerse tanto tiempo ahí”, afirmó el entrenador Brett Brown, quien estuvo a las órdenes de Popovich como asistente en San Antonio entre 2002 y 2013.

(Fotografía por Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.