Los 76ers salen del pozo de la NBA con un Embiid colosal


Las limitaciones que Joel Embiid tiene tanto de minutos (24 por partido) como de apariciones en cancha (no juega partidos en días consecutivos) no ha dejado ver todavía al pívot camerunés en todo su esplendor. Pero las muestras que va dejando en cada aparición está haciendo salivar a los aficionados de Philadelphia pensando en su potencial. El pívot camerunés fue un torbellino en la tercera victoria de la temporada de los 76ers, imponiéndose por 120-105 a unos irregulares Suns.

El triunfo de Philadelphia, además, le permite dejar de ser el peor equipo de la NBA en detrimento de unos irreconocibles Mavericks. Si bien aún queda mucho que construir en Philadelphia, Joel Embiid se ha revelado como un núcleo fundamental. El pívot terminó con 26 puntos (con 9/14 en tiros de campo), 7 rebotes y 2 tapones en poco más de 20 minutos. Pese a jugar menos del equivalente a medio partido, nadie dejó más impacto en el Wells Fargo Center de Philadelphia.

Un arranque antológico

El primer cuarto de Joel Embiid, en particular, fue demoledor. En su noveno partido en la liga, el pívot camerunés anotó 17 puntos, con un 3/4 en triples, en solo 7 minutos y medio en cancha. El torbellino que se le vino encima a Phoenix le impediría ponerse por delante en el marcador en ningún momento,

Los Suns se agarraron a Eric Bledsoe para buscar la remontada. El base acabaría con 27 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes para intentar sacar la victoria de uno de los peores equipos de la NBA, pero fue imposible. Aparte de los minutos de Joel Embiid, Philadelphia se encontró también con una espléndida segunda unidad, destacando un sorprendentemente efectivo Nik Stauskas con 21 puntos (5/6 en triples) y Hollis Thompson con 14. Además, Sergio Rodríguez se acercó al triple-doble con 8 puntos, 11 asistencias y 8 rebotes.

Paciencia recompensada

Pero Joel Embiid fue el que dejó el partido aclarado para Philadelphia. Pese a ser duda antes del partido por un esguince de tobillo, el pívot siguió dejando más clara su candidatura al premio de mejor novato de la temporada. Pese a jugar solo 22 minutos por partido, Embiid promedia 18,0 puntos, doblando al resto de novatos con al menos tres partidos jugados salvo a su propio compañero de equipo Dario Saric (10,5 puntos de media), además de 7,6 rebotes y 2,2 tapones (también líder en ambas categorías entre debutantes).

Los 76ers, pese a un poco brillante balance de 3-10, están empezando a disfrutar los frutos de la larga y a veces frustrante recuperación de Embiid. En el lado contrario, los Suns caen a un récord de 4-10 y ven cada vez más lejos la posibilidad de pelear por regresar a unos Playoffs que se les escapan desde 2010.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.