Los Blazers continúan su particular paseo por territorio tejano

Dallas 111 – Portland 127



109 puntos a San Antonio Spurs hace un día y 127 a Dallas Mavericks en la pasada madrugada para dos triunfos con una autoridad que asusta y más estando de gira por Texas, un estado que no se caracteriza por tener canchas en las que ganar sea un trabajo sencillo. Los Portland Trail Blazers ya no son ninguna sorpresa y están decididos a no caerse de la lucha por el primer puesto de la Conferencia Oeste. Anoche sus titulares se fueron hasta los 91 puntos con un que sigue haciendo méritos para ser tenido en cuenta en la lucha por el MVP (30 puntos y 12 rebotes).

El partido en sí duró poco, casi no hubo, mientras que los Mavericks se veían desbordados por la velocidad de los de Oregón, éstos campaban a sus anchas a un ritmo vertiginoso; tanta diferencia hubo en la pista como la que marcan las estadísticas: 43 puntos del quinteto inicial de los tejanos, de los que 33 fueron conseguidos entre y Monta Ellis, por 91 del de los Blazers, en los que además de su jugador franquicia brillaron (21+7), Robin López (16+12) y (14+5+10). Con estos números, no es de extrañar la alegría de tras el partido: “Estoy muy orgulloso de cómo jugamos esta noche, más tras venir de jugar la anterior en San Antonio“. No es para menos, ya que sus chicos llegaron a ir ganando por 36 puntos en el tercer cuarto (68-104).

Menos eufórico se mostró Rick Carlisle, que incluso amenazó con hacer cambios en su quinteto inicial para próximos partidos. “Los tres primeros cuartos han sido más que vergonzosos. Los chicos que salieron en el último cuarto realmente lucharon. Voy a contar con los que luchen, así de simple“. La nota positiva del partido para los Mavs la dio Shane Larkin, quien tuvo su mejor noche NBA con 9 puntos y 4 asistencias.

Con esta derrota los Mavericks siguen en la séptima plaza con un balance de 24-18 y sin despejar dudas sobre su irregularidad; mientras que los Trail Blazers continúan en lo más alto de la Conferencia Oeste con una marca de 31-9, la mejor a estas alturas desde la temporada 90/91 (33-7), y con la intención de vencer en su próximo partido en Houston para hacer pleno en Texas.