Los Blazers siguen despeñándose sin Damian Lillard


Hay unos Blazers con Damian Lillard y otros, muy pero que muy distintos, sin la presencia de su estrella. Y no es que sea de extrañar, puesto que hablamos de una de las grandes figuras individuales de toda la NBA; pero sí que resulta incierto dónde pueden acabar descendiendo los de Portland si acumulan más partidos sin que Lillard esté en cancha para convertirles en un equipo que sepa competir.

De los cinco encuentros que lleva fuera por una lesión en la ingle, los Trail Blazers solamente han podido ganar uno. Y lo peor es que hasta el viernes de la semana que viene, como mínimo, no volverá a jugar. Eso supone dos encuentros más sin él, lo que puede ser un mundo en una fase de la competición en la que cada triunfo es una pelea sin cuartel para poder entrar en los playoffs.

Los últimos en saber aprovecharse de la coyuntura han sido los Hawks, quienes les endosaron un 129-117 gracias a su acierto en los lanzamientos desde fuera. Trae Young aportó 25 tantos y 15 asistencias, por los 24 puntos y 10 rebotes de John Collins. “La consistencia es la clave. ¿Podemos continuar a este nivel [en el triple]? ¿Podemos seguir pasando la bola como lo hemos hecho hoy? Qué gran esfuerzo han hecho hoy nuestros jugadores”, explicó Lloyd Pierce, técnico de los locales.

Lo cierto es que los Hawks son, estadísticamente hablando, el peor equipo de la NBA en cuestión de tiros de tres, por lo que ver un 42,2% de acierto entre sus dos últimos partidos hace que se entienda perfectamente la alegría de Pierce al señalar que el trabajo a la hora de mover el balón de una forma mucho más rápida y fluida ha generado espacios y tiempo a sus tiradores para que puedan mejorar las condiciones del lanzamiento. “Hemos tenido 28 asistencias al final el tercer cuarto. El pasado encuentro tuvimos 32. Creo que estamos moviendo la bola realmente bien”, añadió de nuevo Pierce.

En el lado de los visitantes, C.J. McCollum agregó 35 puntos, mientras que Hassan Whiteside acabó con 21 tantos y 13 rebotes. “Parte de nuestro plan es ser capaces de detener a Trae Young y evitar que otros jugadores suyos nos ganen. Y hoy eso no ha sucedido”, esgrimió McCollum.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.