Los Bucks ganan en Sacramento y firman el mejor balance de su historia a estas alturas

34 victorias en 40 partidos. No muchos equipos en la historia de la NBA pueden presumir de haber logrado algo así, y desde luego ninguno de ello jugaba en Milwaukee. Hasta hoy.

Con su victoria por 106-127 en Sacramento, los se han colocado con un balance de 34-6 que supone la mejor marca de la franquicia a estas alturas de curso, superando el 33-7 que lograron en la temporada 70-71, año de su único anillo. Los de Budenholzer siguen mostrándose como una máquina de ganar partidos, y de mantener este ritmo podrían firmar una de las mejores ligas regulares jamás vistas, superando incluso la marca que ya sorprendió a propios y extraños hace apenas unos meses.

Sin un gran Antetokounmpo

13 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias fue lo que pudo aportar , que volvió a padecer molestias en la espalda y tuvo un papel bastante secundario. El griego solo lanzó nueve veces a canastas, dejando a sus compañeros una oportunidad de brillar que no desaprovecharon. lo hizo anotando 27 tantos (9/12 en tiro) y capturando 11 rebotes, firmando 24 puntos, y alcanzando los 18, su mejor marca de la temporada.

“Ambos (Middleton y Bledsoe) estuvieron fantásticos, así como varios de los que salieron desde el banquillo” aseguró Budenholzer tras el choque. “Creo que Giannis tiene mucha fe y confianza en sus compañeros, pero es bueno para ellos ver que pueden sacar adelante noches como esta”.

No obstante, no todo fueron comodidades para los de Wisconsin, que tras un inicio arrollador regalaron a los la oportunidad de reengancharse al partido y colocarse con ventaja en el tercer cuarto tras haber ido perdiendo por 18 puntos en el segundo. Los locales, que contaron con seis hombres en dobles dígitos, fueron poco a poco recuperando el terreno perdido, y de la mano de De’Aaron Fox, que terminó con 19 tantos y 10 asistencias, llegaron a soñar con un triunfo que, con todo, acabó quedando muy lejos.

Verse por debajo en el electrónico pareció despertar a los Bucks, que respondieron con un parcial de 3-20 que, esta vez sí, resultó definitivo. “Estoy muy contento por cómo hemos peleado hasta tomar la delantera, pero no podemos ganar a un equipo de este nivel si ellos lanzan 30 tiros libres y nosotros 10, perdemos 16 balones y solo metemos 10 triples en 35 intentos. Para ganar a Milwaukee hay que estar enchufados y ordenados durante muchos minutos” reconoció Walton.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Ja Morant sigue brillando y coloca a los Grizzlies en puestos de playoffs

Quinta derrota consecutiva de los Knicks

Siguiente