Los Bucks mantienen su racha de victorias pese a la histórica actuación de Jaren Jackson Jr.

Los Milwaukee no se cansan de ganar. El cuadro de Budenholzer logró en Tennessee su 17ª victoria consecutiva al derrotar a los por 114-127, lo que les permite mantenerse a la cabeza de la NBA con un balance de 23-3 idéntico al de los Lakers. Los de Wisconsin no conocen la derrota desde que visitaran Salt Lake City a principios de noviembre, y esta noche podrían alargar su racha a 18 triunfos en la visita de los Cavaliers a Fiserv Forum.

Pese a la ausencia de Ja Morant, Memphis fue un rival correoso, y logró poner a Milwaukee en unos apuros que llevaban semanas sin vivir. Los de Jenkins llegaron a verse con ventaja en último cuarto, pero fue entonces cuando los visitantes desplegaron todo su potencial y demostraron por qué están tan acostumbrados a ganar. Los Bucks se impusieron por 19-37 en los últimos doce minutos, haciendo estéril el buen trabajo de los Grizzlies en los tres parciales anteriores y cerrando el duelo con una comodidad que no fue tan habitual durante el mismo.

Explosión triplista

Y es que los pupilos de Budenholzer tuvieron que sobreponerse a la mejor noche de la carrera de , quien con 43 puntos estuvo cerca de hacer a los suyos dar la campanada. El sophomore alcanzó esta cifra gracias a los 9 triples que anotó en solo 15 intentos, igualando a Mike Miller como el hombre que más lanzamientos de tres ha anotado con la camiseta de Memphis. Además, se unió al propio Miller y a Pau Gasol como los únicos tres jugadores en anotar tantos puntos para los Grizzlies, colocándose de esta forma en un lugar considerable dentro de la historia de la franquicia.

El ala-pívot vivió sus momentos más inspirados en el tercer cuarto, en el que dinamitó el choque anotado 26 puntos y convirtiendo siete de los nueve triples que intentó. El público del FedEx Forum fue enloqueciendo a medida que veía llover los lanzamientos, y los aplausos y el acierto fueron llenando de confianza a Jackson hasta el punto de hacerle buscar tiros más propios de Stephen Curry. Su octavo triple (tras bote, desde 9 metros y punteado por Brook López) llevó el delirio a la grada e hizo a los suyos soñar con el triunfo tras verse mandando por 91-83, aunque no tardarían en encontrarse con la realidad.

Jackson estableció además varios registros de precocidad, pues a sus 20 años y 94 días se convirtió en el jugador más joven en anotar 9 triples en un solo encuentro, honor que antes correspondía a Jamal Murray (21 años y 309 días). Además, ningún jugador menor que él había superado los 40 puntos desde que Brandon Jennins se fuera hasta los 55 con solo 20 años y 52 días siendo, curiosamente, jugador de los Milwaukee Bucks.

Antetokounmpo arruina la fiesta

No obstante, lo que pudo ser una noche de celebración en Memphis tuvo un final amargo, en gran parte por culpa de . El griego, que había descansado en el duelo del miércoles ante los Pelicans, volvió por todo lo alto con 37 puntos, de los cuales 17 llegaron en el último cuarto convirtiéndole en el gran artífice de la remontada final. Además, el alero capturó 11 rebotes, firmando así su doble-doble número 23.

Su mayor aliado fue , quien con 26 puntos igualó su mejor marca de la temporada, mientras que Eric Bledsoe terminó con 12 tantos pero tuvo que abandonar el choque por culpa de un golpe en su pierna derecha.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Harden destroza a los Magic con 54 puntos

Los Hornets ganan en Chicago en un duelo de anotación escasa

Siguiente