Los Bucks respiran al ritmo de Khris Middleton


Los Milwaukee Bucks inhalan una profunda bocanada de aire. La franquicia de Wisconsin continúa con vida en estos playoffs después de imponerse (118-115) a los Heat en un gran partido que se decidió tras una vibrante prórroga. Los Bucks apelaron a un soberbio Khris Middleton (36 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias) para salvar el primer match-ball de la eliminatoria y soñar con algo que nunca nadie ha logrado antes: remontar un 3-0. De momento, han puesto la primera piedra al estrenar su casillero particular en la eliminatoria (3-1) aunque la situación sigue sin dar cabida al margen de error.

La nota negativa del partido la puso Giannis Antetokounmpo. El alero griego sufrió una torcedura en el mismo tobillo que había puesto en duda su participación en el duelo y no regresó a la cancha tras abandonar el partido en el segundo cuarto. Eso sí, en Milwaukee han demostrado que hay mundo más allá del ‘Antetosistema’.

Los primeros compases del encuentro invitaban a escribir el mismo guión que los anteriores. Los Bucks presionaban las primeras líneas de pase pero tanto Jimmy Butler como Goran Dragic reproducían las inmersiones de un soberbio Bam Adebayo (26 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias) y un Jae Crowder especialmente entonado (18 puntos, todos ellos desde el perímetro). El entramado defensivo de Erik Spoelstra bloqueó la ofensiva rival y el recurso del triple arrojó siete tiros consecutivos con fallo. Tan solo Antetokounmpo era capaz de hacer daño en transición o tras recibir en el poste bajo. El griego llevaba 19 puntos —y ninguna asistencia— en 11 minutos cuando sufrió un esguince tras una penetración a canasta. El vigente MVP de la temporada se vio obligado a abandonar el encuentro y no volvería a pisar la cancha. No sólo su renqueante tobillo derecho, sino también el rumbo del partido, parecía torcerse.

Muy lejos de la realidad. Sin su máxima estrella en pista, el resto de la plantilla aceptó el reto y mantuvo la compostura durante el resto del encuentro. Sin el miedo a molestar y un hambre latente por reivindicar su postura, los Bucks dieron comienzo a un partido completamente nuevo en el que demostraron tener mimbres de sobra para incomodar a unos Heat que, hasta entonces, se habían paseado por la serie.

George Hill y Eric Bledsoe (14 puntos y 10 rebotes) tiraron del carro en los primeros minutos antes de que Khris Middleton se adueñara del escenario. El alero ratificó la alta cuantía del contrato firmado el pasado verano con una auténtica exhibición tras el descanso. Sus 21 puntos en el tercer cuarto suponen la máxima anotación en playoffs en un cuarto de un jugador de los Bucks desde el curso 1996-97. Sus números finales solo habían sido logrados por Kareem Abdul-Jabbar en toda la historia de la franquicia. Y, más importante aún, demostró un liderazgo del que había carecido el equipo en el resto de la serie sin limitar la aportación de sus compañeros.

En el último parcial, Brook López tomó el testigo de Middleton con diez puntos mientras los Hill, Bledsoe o DiVincenzo seguían deshojando la margarita. Dos triples de Duncan Robinson (20 puntos) recordaron el peligro colectivo de Miami y la dirección de Goran Dragic (17 puntos y 8 asistencias) mantuvo igualada la contienda. Sin embargo, la inercia del juego sonreía a unos Bucks renovados a nivel deportivo, físico y, principalmente, mental. Atisbos de la defensa que dominó la regular season obstruyeron la circulación de balón de los Heat y los Bucks se plantaron en los segundos finales con el partido de cara. La tuvo DiVincenzo para cerrar el encuentro pero erró un tiro libre. Luego, excepcional defensa a media cancha que finalizó con un triple de Dragic muy desestabilizado. La prórroga dictaría sentencia.

En el tiempo extra hubo poca historia. Todo lo que erraron los Heat lo aprovechó Middleton para abrir una renta de cuatro puntos. Una innecesaria falta de Adebayo sobre Brook López le permitió a este anotar dos tiros libres vitales. Aún tuvo tiempo Tyler Herro de animar los instantes finales con dos triples pero el propio Middleton fue el encargado de sellar el triunfo de Milwaukee desde el tiro libre.

Un partido de locos que abre un nuevo abanico de posibilidades de cara al quinto partido. ¿Serán capaces los Bucks de incomodar a Miami sin Antetokounmpo más allá de este partido?, ¿es conveniente forzar al griego de cara al Game 5 o es mejor reservarlo para un hipotético sexto partido?, ¿supone este resultado un tirón de orejas tanto para Giannis como para Mike Budenholzer y sus planteamientos previos?, ¿la presión de no haber podido cerrar la eliminatoria pasará factura a los Heat?

(Fotografía de portada de Douglas P. DeFelice/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.