Los Bucks sobreviven a la exhibición de Booker e igualan las Finales


Las Finales de la NBA volverán a Phoenix con 2-2. Los Milwaukee Bucks han logrado llevarse también el segundo partido en el Fiserv Forum, esta vez por 109-103, y han logrado igualar la eliminatoria y asegurar que esta se vaya como mínimo a los seis partidos. Así, los de Budenholzer repiten lo que ya hicieron ante los Nets, contra quienes también empezaron cayendo 2-0 para después empatar, aunque veremos si esta vez pueden repetir aquel desenlace o si los Suns son capaces de evitar que culminen la remontada.

Si un hombre promete intentarlo, ese es sin duda Devin Booker, que esta madrugada estuvo cerca de lograr una proeza y comandar a los suyos hacia el triunfo casi en solitario. El escolta terminó el encuentro con 42 puntos y un sensacional 17/28 en el tiro (60,7%), y fue una auténtica pesadilla para los Bucks en muchos tramos de partido. El de los Suns no solo no se cansó de anotar una vez tras otra, sino que lo hizo con lanzamientos cada vez más inverosímiles y ante defensas casi perfectas de los locales, que a ratos parecían desesperados ante su capacidad para encestar cada tiro.

No obstante, sí hubo una manera de detener su racha y esa fue la acumulación de faltas. Devin cometió su cuarta personal a mediados del tercer cuarto, lo que obligó a Monty Williams a sentarle, y aunque regresó tan en racha como antes, apenas arrancando el cuarto periodo el escolta hizo su quinta falta. De nuevo, a su entrenador no le quedó otra que mandarle al banquillo con 11 minutos para el final, lo cual facilitó la vida a unos Bucks que se había visto nueve puntos abajo apenas unos segundos antes.

Esta vez sí, el regreso de Booker fue mucho más frío, pues se marchó al banco con 38 tantos en su casillero y solo fue capaz de sumar 4 en los casi seis minutos de los que dispuso a su vuelta. Dicho tiempo, no obstante, pudo ser menor, pues el escolta fue poco cauto a la hora de medirse y evitar la expulsión. De hecho, ya la quinta falta llegó en una acción evitable (aunque el contacto fue ligero), pero con cinco personales en su haber cometió una infracción bastante clara sobre Holiday que los árbitros no sancionaron y que podría haber puesto fin a su partido antes de tiempo.

Con esta actuación, el de Phoenix se convirtió en el jugador que más puntos ha anotado en su primera participación en playoffs, superando los 521 de Rick Barry. En total, suma ahora mismo 542, y tiene por delante como mínimo dos partidos para llevar el récord a cotas aún más impresionantes.

Si Devin estuvo muy inspirado, todo lo contrario puede decirse de sus compañeros. Crowder con 15 puntos fue el segundo en anotación, aunque ni siquiera él brilló a nivel de acierto (3/9 en triples), y le siguieron con 10 Cameron Johnson y Chris Paul, este último en una de las noches más aciagas de su postemporada. El base no solo tuvo problemas para anotar sus lanzamientos, sino que volvió a llegar a las 5 pérdidas de balón, la última de las cuales regaló a los Bucks un contraataque que puso el 103-99 a falta de 27 segundos.

Middleton, héroe local

En el lado local, Giannis Antetokounmpo encontró más problemas que en las últimas noches para dominar en la pintura gracias a la buena labor defensiva de los Suns, lo que obligó a los hombres de perímetro a dar un paso adelante. Quien con más determinación lo hizo fue Khris Middleton, que se echó el ataque de los suyos a la espalda en muchos momentos y firmó una exhibición en el clutch para alcanzar los 40 puntos. Si bien esta cifra puede estar algo inflada por los tiros libres de los últimos segundos, lo cierto es que Budenholzer fio prácticamente toda la ofensiva de los últimos minutos a sus lanzamientos tras bloqueo directo, y el alero respondió con una canasta decisiva tras otra.

Giannis, por su parte, terminó esta vez con 26 puntos, 14 rebotes y 8 asistencias, perdiendo algo de peso en la anotación pero ganándolo en la distribución y generación de espacios. Además, fue fundamental en defensa con 3 robos y 2 tapones, uno de ellos espectacular en un alley-oop de Booker a DeAndre Ayton a falta de un minuto que realmente ayudó a los suyos a conservar la ventaja. Fue además una acción con muchas similitudes a la que causó su lesión en el Game 5 ante los Hawks, aunque esta vez tuvo un final mucho más satisfactorio para él.

Quien sí que no tuvo el día en ataque fue Jrue Holiday, quien brilló en varios aspectos pero que estuvo negado de cara al aro y se quedó en 13 tantos tras firmar un 5/20 en tiro. Sus 7 rebotes, 7 asistencias y 3 tapones, sin embargo, le ayudaron a ser fundamental, como también lo fue Pat Connaughton con sus 11 puntos, algunos de ellos en el tramo final, y sus 9 rebotes, 3 en ataque.

En apenas tres días tendrá lugar el quinto partido, al que se llegará con una mezcla de sensaciones en ambos equipos y con muchísimo en juego. El ganador tendrá las Finales de cara y dispondrá de un match point para hacerse con el anillo en el sexto, por lo que es de esperar una batalla similar a la de hoy a nivel de tensión o incluso superior. Y eso es decir mucho.

(Fotografía de portada: Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.