Los Bulls asumen que Derrick Rose podría no volver la próxima campaña. Tom Thibodeau, renovado

Los han cerrado la temporada 2011-12 con mal cuerpo. Las lesiones de Joakim Noah y, muy especialmente, acabaron causando una inesperada eliminación a manos de Philadelphia en primera ronda que abortó de forma drástica su sueño de conseguir el primer anillo desde la época dorada de Michael Jordan.

Las consecuencias, pero, han sido peores. Derrick Rose tuvo que pasar por el quirófano por un desgarro del ligamento cruzado anterior y de menisco de su rodilla izquierda, producido en los instantes finales del Game 1 ante Chicago, y su recuperación puede ser más larga de lo esperado al principio.

Brian Cole, fisioterapeuta de los Bulls, ofreció este lunes una rueda de prensa en la que explicó el estado de Derrick Rose tras la operación. Pese a que no hubo “sopresas” en la intervención quirúrgica, Cole estimó en entre 8 y 12 meses el plazo de recuperación que el MVP de la pasada temporada necesitará para volver a las pistas. Es decir, en el mejor de los casos volvería durante el tercer mes de competicióon, y en el peor hasta bien entrados los Playoffs.

Los Bulls, ante este escenario, ya planifican la próxima temporada asumiendo que su gran estrella no podrá jugar, o que lo hará de forma testimonial. Pese a ello, el General Manager de la franquicia, Gar Forman, descartó en declaraciones recogidas por el Chicago Sun-Times que vaya a haber una revolución en la plantilla para compensar su ausencia.

“¿Si tomaremos decisiones a corto plazo? No. Nuestras decisiones seguirán basándose en el futuro a largo plazo, y una gran parte de él es Derrick, quien creemos que será un jugador especial para nosotros en los próximos 10, 15 años”, afirmaba Forman sobre los pasos a seguir por la franquicia.

Por lo pronto, Forman también aseguró que , entrenador del equipo, seguirá al menos un año más. La franquicia hará efectiva la opción unilateral de la que dispone para extender el contrato de su técnico hasta el final de la temporada 2012-13. Según Forman, Thibodeau es “uno de los mejores entrenadores de la liga”, y afirmó que los Bulls esperan poder acordar su renovación por más años.

El propio Thibodeau habló también sobre la lesión de Derrick Rose. “Lo más importante para nosotros ahora mismo es su salud”, declaró el técnico. “Queremos que se concentre en ello. Y como dijimos durante la temporada cuando sucedió, es un nuevo desafio para nosotros, lo superaremos”. Un desafio que, con la columna vertebral del equipo con contrato en vigor para la próxima temporada (sólo Omer Asik y John Lucas III serán agentes libres de entre los jugadores con un cierto peso en la rotación), Thibodeau tendrá que afrontar con Carlos Boozer, Luol Deng y Joakim Noah como sus principales puntales.





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.