Los Cavaliers están satisfechos con la Summer League de Evan Mobley


Las Ligas de Verano emergen como un escenario de aprendizaje distinto en función del tipo de jugador que participa en ella, así como de su situación y sus expectativas futuras. Uno de los principales objetivos de la participación de Evan Mobley en este torneo se centró en aprender los fundamentos más básicos y generales del sistema de los Cleveland Cavaliers.

La tercera selección del draft de 2021 formó juego interior con Mfiondu Kabengele en los tres partidos que disputó en Las Vegas. Esta disposición ha resultado ser un intento de simular aquella otra que exhibirá la franquicia de Ohio durante la temporada regular, con Jarrett Allen y el propio Mobley como componentes.

Ambos jugadores trabajaron juntos para proteger el aro, asegurar el rebote y defender a las torres rivales. Además, la versatilidad defensiva y las habilidades físicas de Mobley le permitieron también asumir cambios de asignación y medirse directamente a jugadores exteriores.

“Es extremadamente versátil”, destacó J.J. Outlaw, el head coach de los Cavaliers durante la Liga de Verano. “Puedes situarlo en muchas situaciones y posiciones diferentes. Puede manejar el balón en el pick-and-roll, puede crear desde los codos, puede anotar desde fuera,… Obviamente tendrá que superar una curva de aprendizaje y un proceso de maduración como ocurre con todos los muchachos jóvenes. Pero él es extremadamente versátil y eso lo sitúa un poco por delante del resto.”

Esta capacidad para defender y ocupar posiciones no habituales —al menos hasta hace no tanto— para alguien de su tamaño también ofrece diversas virtudes en el apartado ofensivo. Mobley ha mostrado una notable capacidad de pase y potencial para jugar en el perímetro, ya sea anotando o creando.

Esta disposición y visión desinteresada favorecerá el movimiento del balón del equipo y permitirá que sus compañeros disfruten de mejores situaciones de tiro. A su vez, permitirá que entre Allen y él no colapsen ni obstruyan la pintura.

“Lee muy bien la pista”, continuó Outlaw. “Entiende los conceptos. Cuando sus compañeros cortan o se mueven a su alrededor, sabe cómo hace que el balón les llegue donde puedan hacer algo positivo con el balón. Es muy desinteresado con el balón. Es “uno más”, uno de los puntos clave de nuestra cultura. Eso significa una posesión más o un movimiento más en defensa. Y todos comparten eso.”

Y a pesar de que sus porcentajes de tiro no fueron nada buenos —un 34,9% en tiros de campo y un 12,5% en triples—, Outlaw señaló estar satisfecho con su rendimiento, además de añadir que trabajarán su agresividad ofensiva durante el training camp. “En una escala del 1 al 10, diré que ha dado ocho o nueve pasos hacia adelante. Aún puede ser más agresivo pero ha sido un jugador muy desinteresado. Le encanta compartir el juego con otros.”

(Fotografía de portada de Ethan Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.