Los Cavaliers vuelven a la senda victoriosa con el mejor Kevin Love del curso


Cleveland Cavaliers olvidó la pasada derrota ante Indiana Pacers con un cómodo triunfo contra los Lakers por 120-105. Los de Ohio vivieron un plácido partido gracias al buen hacer de su ‘big three’, que se combinó para hacer 82 puntos. Mención especial merece de Kevin Love, quien consiguió 32 para cerrar su mejor noche anotadora de la presente temporada.

Los californianos, asolados por una plaga de lesiones que sigue ahondando en una de las peores temporadas de su historia, aguantaron el ritmo de su rival sólo en el primer cuarto, el cual terminaron a cuatro puntos de distancia gracias a los 11 que consiguió Wesley Johnson.

Fue en el segundo periodo cuando la figura de Kevin Love emergió como no lo había hecho hasta ahora. El exjugador de Minnesota Timberwolves rompió el choque con 14 puntos, incluidos cuatro triples consecutivos, que sirvieron para cerrar un parcial de 20-2 que colocaba a su equipo 21 arriba (64-43). Desde ese momento los Cavaliers se dedicaron a manejar la renta.

Además de la actuación del ala-pívot, destacaron los dobles-doble de LeBron James y Kyrie Irving, el primero con 22 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias, y el segundo con 28 puntos y 10 asistencias.

Por parte de los angelinos el máximo anotador fue el rookie Jordan Clarkson, quien acabó con 20 puntos que suponen su máxima anotación del año. También estuvieron en dobles dígitos de anotación Wayne Ellington (12), Ed Davis (16), Wesley Johnson (15) y Jeremy Lin (11).

Compartiendo el balón

Los Cavaliers parecen haber olvidado por completo los problemas de circulación de balón que tuvieron al comenzar la temporada. Ante los Lakers 31 de sus 45 canastas estuvieron precedidas por una asistencia, prácticamente diez más de las 21,4 que promedian por partido.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.