Los Cavs cierran invictos su exhibición triplista ante Atlanta

En la primera ronda de 2014, los cayeron ante Indiana en primera ronda en una apretada eliminatoria decidida a 7 partidos. Sin el entonces lesionado , la mejor respuesta que Atlanta tuvo para plantar cara a la defensa de los Pacers fue el tiro exterior. Sus 79 triples en esa serie batieron el récord absoluto en una eliminatoria de Playoffs NBA.

En 2016, los Hawks volvieron a quedar eliminados. Pero, esta vez, los triples fueron el alma mortal en su contra. Cleveland cerró su tercera barrida consecutiva ante Atlanta con otro bombardeo. No tanto a nivel colectivo (16 triples, lejos de los 25 y 20 de los dos duelos anteriores), pero sí con un (8/15) que respondió al mejor partido ofensivo de los Hawks. El resultado fue ajustado (99-100) y precisó también de dos canastas decisivas de en los instantes finales del duelo. Pero la conclusión fue inapelable: 4-0 en la eliminatoria y un total de 77 triples anotados por los en solo 4 partidos. Una cifra jamás vista en la liga.

La evolución en un equipo inéditamente eficaz desde fuera del arco de estos Cavs, que ya poseían el récord anterior de una serie a 4 partidos desde la primera ronda ante Detroit, puede haberles convertido en un rival más duro de lo esperado en estos Playoffs. Ya clasificados para las Finales del Este, donde se enfrentarán a un equipo (sea Toronto o Miami) con problemas importantes de salud en su juego interior, tendrán ahora al menos una semana por delante para entrenar y desarrollar al máximo su mejorado arsenal. En este momento, cuesta imaginar a un finalista NBA por esta Conferencia que no sea Cleveland.

Digno epílogo para Atlanta

En el que podría haber sido el último partido como Hawk de Al Horford, agente libre en verano, el equipo de Mike Budenholzer recurrió al juego interior ante su desacierto en el triple (9/31). Sus 50 puntos en la pintura casi doblaron los de Cleveland, gracias al pívot dominicano y (34 puntos entre ambos), y a las incisivas entradas a canasta de Dennis Schröder (21 puntos), quien acabó premiado con la responsabilidad de remontar el encuentro en los últimos minutos en deprimento de Jeff Teague. El alemán llegó a tener la última posesión para dar la victoria y la supervivencia a Atlanta, pero un tapón de LeBron James acabó sentenciando la suerte de los Hawks.

El partido hubiera podido tener un aspecto muy diferente sin el acierto de Kevin Love en el triple, muy especialmente en el tercer cuarto. El ala-pívot cerró la eliminatoria con unos espectaculares números (19,0 puntos, 13,0 rebotes y casi 5 triples por partido con un 47,8% de acierto). Aunque su defensa tuvo momentos más olvidables, Love fue desde el perímetro un peligro imprescindible para que los Cavs no dependan en exceso de las jugadas individuales de LeBron James y , posiblemente insuficientes en este cuarto partido ante la mayor solidez de Atlanta. Con su “Big Three” invicto cuando sus integrantes están sanos, Cleveland espera ya rival en las Finales del Este sin urgencias y con la confianza de haber encontrado un arma capaz de plantar incluso cara a las potencias del Oeste.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Kings intentan cerrar la contratación de David Joerger

Kevin Durant equilibra la serie con un final perfecto

Siguiente