Los Cavs recuperan su estilo para aplastar a Toronto

Las finales del Este tienen un serio problema de doble personalidad. y parecen ser solo capaces de mostrar su mejor versión en el calor de su hogar, y en este quinto partido le tocó a Cleveland. El equipo entrenado por Tyronn Lue dominó a placer desde el primer cuarto para acabar con un resultado de escándalo, 111-78. Toronto bajó los brazos demasiado rápido, confiando en su vuelta a casa para forzar en séptimo partido.

Emoción nula

Ni siquiera un cuarto duraron los Raptors con opciones de dar guerra a Cleveland. Los vigentes subcampeones se reencontraron con , espantoso en los duelos jugados en Canadá. Los 12 puntos sin fallo del ala-pívot (solo 1 menos que la suma de los partidos anteriores) en los 12 primeros minutos despertaron pronto a un equipo con necesidad de recuperar buenas sensaciones. Su dominio en la pintura, donde esta vez le ganaba la batalla a Bismack Biyombo, y su reencuentro con el triple hacían el resto. La diferencia era ya de 18 puntos (37-19) al final del primer cuarto.

Nada funcionaba en Toronto. Ni ni eran capaces de desmontar la organizada defensa de Cleveland, ni en el lado contrario detenían los avances de los Cavs. Incluso un ilustre veterano como Richard Jefferson tenía sus momentos de gloria en un equipo perfectamente dirigido por , preciso en el pase y demoledor en el contraataque. Al descanso, la ventaja era ya de 31 puntos, la mayor de la historia tras dos cuartos en unas Finales de conferencia.

Volvió Valanciunas

Con el partido decidido demasiado pronto, la segunda mitad fue testimonial. y LeBron James jugaron a placer pese a algunos esporádicos momentos de orgullo de Lowry y DeRozan, Dwane Casey se encaraba con un aficionado y la diferencia seguía ampliándose hasta un redondo 100-60 al final del tercer cuarto. En el último, los Raptors aprovecharon al menos para darle algo de rodaje a Jonas Valanciunas, quien disputó en este duelo sus primeros minutos desde su lesión de tobillo en la serie contra Miami. Quizás el único consuelo del equipo canadiense, más allá de saber que el próximo partido lo jugarán donde más a gusto están: en casa.

El trío de estrellas de los Cavs funcionó de forma estelar, con 25 puntos de Kevin Love (8/10 en tiros de campo) y 23 por cabeza de Kyrie Irving y LeBron James, quien también añadía 8 asistencias y 6 rebotes a su cuenta particular. Por los Raptors, los 14 puntos (10 de tiros libres) de DeMar DeRozan y los 13 de Kyle Lowry no sirvieron de mucho, quedando los 9 puntos sin fallo en 18 minutos de Jonas Valanciunas en su regreso como el mejor recuerdo de este partido.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Memphis le ofrece los mandos a Fizdale

Una paliza de las que dejan marca y otros datos de la jornada

Siguiente